Edulcorante Artificial Sucralosa Podría No Ser Seguro Para Su Consumo

Por Maricarmen Grisolía | Comer sano de verdad

Dic 13

La sucralosa, un edulcorante artificial comercial, es un compuesto biológicamente activo de acuerdo con una extensa revisión publicada por Taylor & Francis en la reciente edición de la Revista de Toxicología y Salud Ambiental.

Algunos de los efectos biológicos de la sucralosa descritos por los autores, Schiffman y Rother, incluyen:

  • Alteraciones en los niveles de insulina, glucosa en sangre, y péptido similar al glucagón 1 (GLP- 1)
  • Metabolismo de la sucralosa en el tracto gastrointestinal que produce metabolitos cuya identidad y perfil de seguridad son desconocidos
  • Inducción de citocromo P450 y glicoproteína P en el tracto gastrointestinal a niveles que pueden limitar la biodisponibilidad de fármacos terapéuticos
  • Reducción en el número y el equilibrio de bacterias beneficiosas en el tracto gastrointestinal
  • Hallazgos histopatológicos en el tracto gastrointestinal, incluyendo infiltrado linfocitario en el epitelio, cicatrización epitelial, agotamiento leve de las células caliciformes y desorganización glandular en el colon
  • Descomposición y generación de cloropropanoles (una clase de compuestos potencialmente tóxicos) durante el horneado
  • Alteraciones mutagénicas en varios tipos de ensayos biológicos

Schiffman y Rother presentan evidencias científicas de numerosos laboratorios probando que la mayoría de estos efectos biológicos ocurren en dosis de sucralosa aprobadas para su uso por las autoridades sanitarias mundiales en el suministro de alimentos. En general, los datos científicos presentados en la revisión indican que la sucralosa posee muchas características en común con otros compuestos organoclorados, como drogas, pesticidas organoclorados, y sustancias químicas industriales.

Los autores concluyen que es necesaria una nueva evaluación cuidadosa de la seguridad con respecto al uso de la sucralosa por la población en general, en particular las poblaciones especiales, como los niños, ancianos, madres lactantes, personas con diabetes, pacientes con cáncer y personas que toman múltiples medicamentos.

Referencia:
Susan S. Schiffman, Kristina I. Rother. Sucralose, A Synthetic Organochlorine Sweetener: Overview Of Biological Issues. Journal of Toxicology and Environmental Health, Part B, 2013; 16 (7): 399.

Fuente:
Taylor & Francis. “Open Access Article on Biological Effects of the Popular Artificial Sweetener Sucralose.” ScienceDaily, 12 Dec. 2013. Web. 13 Dec. 2013.

>