La hormona que suprime el hambre no funciona en personas obesas

Por Maricarmen Grisolía | Vivir sano y feliz

Ene 15

El glucagón, una hormona que ayuda a regular el apetito, pierde su capacidad de ayudar a las personas obesas a sentirse llenas luego de haber comido, pero sigue suprimiendo el hambre en personas con diabetes tipo 1, de acuerdo a un estudio del Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism (JCEM).

El rol principal del glucagón, una hormona secretada por el páncreas, es señalarle al cuerpo que debe liberar la glucosa almacenada cuando el nivel de azúcar en la sangre disminuye por debajo de un límite. Pero cada vez más evidencias sugieren que esta hormona también juega un papel en el control de la cantidad de alimento que se ingiere y en las sensaciones de llenura, o saciedad, al señalarle al cuerpo que reduzca los niveles de otras hormonas que estimulan el apetito, como la grelina.

Una vez que una persona se vuelve obesa, el glucagón ya no induce sensación de llenura.

dijo el autor principal del estudio, el Dr. Ayman M. Arafat, de la Charité-University Medicine en Berlín, Alemania.

El estudio prospectivo de doble-ciego y controlado por placebo investigó los niveles de glucagón y el apetito en 11 personas obesas, 13 personas con diabetes tipo 1, y 13 personas delgadas. Los participantes recibieron inyecciones bien sea de glucagón o de un placebo. Los investigadores midieron entonces el apetito de los participantes utilizando una escala de saciedad, así como los niveles de grelina, la hormona del apetito.

La sensación de llenura no fue diferente entre los participantes obesos del estudio que recibieron las inyecciones de glucagón y aquellos que recibieron el placebo. En contraste, los participantes delgados y aquellos con diabetes tipo 1 reportaron sentirse significativamente más llenos luego de recibir el glucagón. La respuesta a la hormona fue detectable en esta población incluso 24 horas después de haber sido administrada.

Los hallazgos podrían influenciar los esfuerzos para desarrollar tratamientos para la obesidad y la diabetes,” difo Afarat. “Aunque los egentes terapéuticos que influyen sobre el glucagón y otras hormonas actualmente se consideran una vía de investigación promisoria, este estudio sugiere que un tratamiento que incluya glucagón podría resultar ineficaz en el control del tamaño de las porciones en personas obesas.

Referencia:
Ayman M. Arafat et al. The Impact of Insulin-independent Glucagon-induced Suppression of Total-Ghrelin on Satiety in Obesity and Type 1 Diabetes Mellitus. Journal of Clinical Endocrinology & Metabolism, 2013.
>