La Importancia de la Dieta

Por Maricarmen Grisolía | Adelgazar sin contar calorías

Mar 14

Todo empezó un día en abril de 2009. Amanecí, me miré al espejo, detesté cómo me veía, y me propuse adelgazar de una vez por todas.

No hay que pasar hambre para adelgazar, hay que comer los alimentos adecuados en los momentos adecuados

No hay que pasar hambre para adelgazar, hay que comer los alimentos adecuados en los momentos adecuados

Decidí que iba a conseguir alguna dieta que tomara en cuenta el hecho de que mi metabolismo era lento. Era lo que en aquel momento creía que era la razón de mi sobrepeso.

En aquel tiempo yo la verdad no entendía esa historia del metabolismo.

Si yo era una persona más bien joven, iba al gimnasio 2 a 3 veces por semana, y me alimentaba “bien”, ¿por qué mi metabolismo era lento?.

Fue eso lo que me motivó a buscar información sobre cómo acelerar el metabolismo y, en ese proceso, aprendí sobre la importancia de la nutrición en TODO lo que hacemos.

Esa chispa de cambio que se apoderó de mí en abril de 2009 no sólo terminó por cambiar mi cuerpo, sino TODA mi vida.

Puede que esa misma chispa esté naciendo dentro de ti ahora, y es por eso que estás leyendo esto. Así que voy a contarte un poco sobre qué lugar le toca jugar a la “dieta” en todo esto, y quizás tú también termines por darte cuenta, como yo, que ese debe ser el inicio de tu propio cambio.

La alimentación es extremadamente importante para mantenerse delgado y sano

Todos los expertos coinciden en que no se puede rebajar haciendo únicamente ejercicio.

Claro, el ejercicio es importante porque ayuda a acelerar el metabolismo y poner el cuerpo en un estado quemagrasa permanente. Pero todos coinciden en que la alimentación es la responsable de al menos el 70% (si no un 80%) de nuestras posibilidades de éxito a la hora de perder grasa y tener un organismo sano, reflejado en un cuerpo esbelto y fuerte.

No hay ninguna duda en que la dieta, entendida como la forma de alimentarse (qué se come, cuándo se come, cómo se come y en qué cantidades), es la clave para el cuerpo sano y delgado que muchos anhelamos.

¿Por qué es tan importante la dieta?

El cuerpo humano es una máquina maravillosa. Si nos ponemos a pensar en la cantidad de funciones que realizamos en todo momento nos podríamos sorprender muchísimo.

Pero como toda máquina, para realizar sus funciones nuestro cuerpo necesita combustible.

No sólo eso, las partes de la máquina se “desgastan”, con el uso y con el tiempo. Así que también se necesita la materia prima para reponer y/o reparar esas partes.

También producimos desechos, no sólo de los productos de las funciones biológicas, sino también por el hecho de tener que “separar” y “filtrar” de alguna manera todo lo que ingerimos para poder quedarnos sólo con lo que nuestro cuerpo realmente necesita.

Es así que nuestra alimentación juega el rol de darle al cuerpo TODO LO NECESARIO para funcionar bien.

¿Qué es lo que el cuerpo necesita?

Los nutrientes que necesitamos los dividimos, en general, en tres tipos:

  • Macronutrientes: se necesitan en grandes cantidades. Estos son las proteínas, los carbohidratos y las grasas.
  • Micronutrientes: se necesitan en cantidades muy pequeñas. Son los minerales, los oligoelementos y las vitaminas.
  • Agua: en realidad no es un nutriente como tal (no aporta energía) pero es indispensable para formar parte de las células, utilizar y fortalecer los músculos, digerir los alimentos, mantener la sangre limpia, y quemar grasa (entre muuuuuchas otras cosas).

Independientemente de la cantidad en que los utilicemos, todos los nutrientes son importantes en la dieta.

Y la única manera de consumirlos todos, en las cantidades adecuadas, es con una dieta completa y balanceada, como lo que recomiendo en Mi Nueva Dieta. De ahí la gran importancia de comer alimentos naturales muy variados.

Si como de todo, ¿cómo voy a adelgazar?

Muy sencillo.

Resulta que una de las razones por las que no adelgazamos cuando hacemos dietas restrictivas (bajas en calorías,  en grasas, en carbohidratos, de puras proteínas, de sólo dos o tres alimentos, etc…) es que nuestro organismo no está recibiendo todos los nutrientes que realmente.

Como consecuencia de eso, siempre tenemos hambre, nos sentimos cansados y sin energía, estamos de mal humor, y perdemos la fuerza de voluntad para continuar.

Además, el metabolismo se pone lento porque el cuerpo siente que está en un estado de emergencia nutricional y tiene que ahorrar toda la energía posible.

¿Cuál es el resultado? Terminamos engordando si comemos apenas un poquitico más de la cuenta. Ni siquiera voy a hablar de las consecuencias psicológicas que estas dietas implican…

Es por eso que Mi Nueva Dieta consiste en adelgazar comiendo.

Pero eso sí, no he dicho que haya que comer “de todo”. He dicho que el cuerpo necesita todos los nutrientes. Lo que hay que comer es de todos los alimentos nutritivos, que nos van a dar lo que necesitamos.

Con comidas completas bien balanceadas, naturales, en los momentos y en las cantidades adecuadas para el organismo, vamos a adelgazar de manera natural, sin sufrimiento, sin pasar hambre, sin sentirnos débiles y comiendo sabroso.

Entendiendo cómo nuestro cuerpo utiliza los nutrientes seremos capaces de elegir los alimentos quemagrasa que debemos comer, de acuerdo con los que tenemos disponibles en nuestro entorno  y en función de nuestro metabolismo.

En la práctica, esto quiere decir que es importantísimo que cada vez que vayas a comer algo, ya sea en casa, en el trabajo o en un restaurante, deberías escoger los alimentos que sean más nutritivos, pues son esos los que le darán a tu cuerpo lo necesario para tener energía, estar saludable, y quemar la grasa de más.

Entonces lo que tienes que hacer si quieres perder peso es dejar de pensar en “hacer dieta” y comenzar a pensar en “comer nutritivo”.

No se trata de “comer menos”, de restringirte o de evitar ciertos alimentos. Se trata de organizarte, de hacer lo que tengas que hacer para que la mayoría de tus comidas contengan alimentos nutritivos, naturales, no procesados.

No se trata de comer menos o de restringirte. Se trata de organizarte, de hacer lo que tengas que hacer para que la gran mayoría de tus comidas contengan alimentos nutritivos, naturales, no procesados. Clic para tuitear

Te aseguro que si te enfocas en esto no sólo cambiará tu cuerpo, sino que cambiará tu forma de relacionarte con la comida, tu mentalidad, y tu vida.

Así como cambió la mía 🙂

  • […] arreglas la dieta desde el inicio (dieta entendida como manera de alimentarse) ya no necesitas estar cambiando. Y si en algún momento quieres dar un empujón por alguna razón […]

  • >