¿Síndrome de Ovario Poliquístico? Distribuye tus Comidas así y Aumenta tus Ovulaciones en 50%

Por Maricarmen Grisolía | Comer sano de verdad

Feb 21

El Síndrome de Ovario Poliquístico (SOP) es un trastorno común que afecta la fertilidad por el impacto de la menstruación, la ovulación, las hormonas, y más. Esta condición está estrechamente relacionada con los niveles de insulina. Las mujeres con este trastorno suelen ser “resistentes a la insulina” – sus cuerpos producen un exceso de insulina para entregar la glucosa de la sangre a los músculos. El exceso hace su camino a los ovarios, donde estimula la producción de testosterona, perjudicando de este modo la fertilidad.

Recientemente la Prof. Daniela Jakubowicz de la Facultad Sackler de Medicina de la Universidad de Tel Aviv y de la Unidad de Diabetes del Centro Médico Wolfson ha encontrado una forma natural de ayudar a las mujeres que sufren de SOP a manejar sus niveles de glucosa e insulina para mejorar la fertilidad en general.

El objetivo de su plan de comidas de mantenimiento, basado en el ciclo metabólico 24 horas del cuerpo, no es la pérdida de peso sino la gestión de la insulina. Las mujeres con SOP que aumentaron su consumo de calorías en el desayuno, incluyendo grandes cantidades de proteína y carbohidratos, y redujeron su ingesta de calorías durante el resto del día, vieron una reducción en la resistencia a la insulina. Esto llevó a tener niveles más bajos de testosterona y aumentó dramáticamente la frecuencia de la ovulación – medidas que tienen un impacto directo sobre la fertilidad, señala la Prof. Jakubowicz.

Maricarmen-120Ésta es una más de varias investigaciones realizadas por la Prof. Jakubowicz respecto a cómo la distribución de las calorías a lo largo del día afecta la salud y la pérdida de peso de las mujeres. Su recomendación es hacer que el desayuno sea la comida más grande del día, que incluya una buena cantidad de proteínas, y también de carbohidratos (hasta aquellos carbohidratos engordosos que más nos gustan, como un pedazo de pastel de chocolate).

Ya en otros artículos he hablado de qué es la resistencia a la insulina y cómo evitarla (o revertirla) y esta investigación viene a complementar muy bien las recomendaciones que he dado en esos artículos. También te comento que si el apellido de la Profesora autora de este estuidio te parece familiar, es porque es la mamá del Dr. Salomón Jakubowicz de Ni Una Dieta Más con quien tuve el placer de entrevistarme en enero de 2014. Puedes ver la entrevista que le hice (en la que nos dió excelentes consejos para perder peso sin dejar de comer) en el siguiente video de MND TV:

EntrevistaSalomon

Muchas de las opciones de tratamiento para el síndrome de ovario poliquístico son exclusivamente para mujeres obesas. Los médicos a menudo sugieren la pérdida de peso para controlar los niveles de insulina, o prescriben medicamentos que se utilizan para mejorar los niveles de insulina de pacientes con sobrepeso. Pero muchas mujeres que sufren de síndrome de ovario poliquístico mantienen un peso normal – y están buscando maneras de mejorar sus posibilidades de concebir y dar a luz a un bebé sano.

En un estudio reciente, la Prof. Jakubowicz y sus colegas investigadores confirmaron que un plan de bajas calorías para bajar de peso que se centre en hacer desayunos más grandes y cenas más más pequeñas también disminuye la insulina, la glucosa y los niveles de triglicéridos. Este hallazgo les inspiró para probar si un plan de alimentación similar podría ser una opción terapéutica eficaz para las mujeres con SOP.

En el estudio, sesenta mujeres que sufren de síndrome de ovario poliquístico, con un índice de masa corporal normal (IMC) fueron asignadas al azar a una de dos dietas de mantenimiento de 1800 calorías con alimentos idénticos. El primer grupo comió un desayuno 983 calorías, un almuerzo de 645 calorías, y una cena de 190 calorías. El segundo grupo tuvo un desayuno de 190 calorías, un almuerzo de 645 calorías y 983 calorías en la cena. Después de 90 días, los investigadores probaron los niveles de insulina, glucosa y testosterona, así como la ovulación y la menstruación, en las participantes en cada grupo.

Como era de esperar, ningún grupo experimentó un cambio en el IMC, pero otras medidas diferían radicalmente. Si bien las participantes en el grupo de “gran cena” mantuvieron niveles de insulina y testosterona consistentemente altos durante todo el estudio, las del grupo de “gran desayuno” experimentaron una disminución del 56% en la resistencia a la insulina y una disminución del 50% en la testosterona. Esta reducción de los niveles de insulina y testosterona condujo a un aumento de 50% en la tasa de ovulación, indicada por un aumento de la progesterona.

El SOP no sólo inhibe la fertilización natural, pero afecta a la eficacia de los tratamientos de fertilización in vitro y aumenta la tasa de aborto involuntario.

Y más allá de las cuestiones de fertilidad, este método podría mitigar otros síntomas asociados con el trastorno, incluyendo el vello no deseado del cuerpo, el pelo graso, pérdida de cabello y acné. Por otra parte, podría proteger contra el desarrollo de la diabetes tipo 2.

Referencia:

Daniela Jakubowicz, Maayan Barnea, Julio Wainstein, Oren Froy. Effects of caloric intake timing on insulin resistance and hyperandrogenism in lean women with polycystic ovary syndrome. Clinical Science, 2013; 125 (9): 423.

>