Lo Más Importante para Adelgazar (Mis Menús de Dieta)

Por Maricarmen Grisolía | Adelgazar sin contar calorías

Feb 17
Las comidas para adelgazar pueden ser sabrosas y abundantes... ¿sabes cómo?

Las comidas para adelgazar pueden ser sabrosas y abundantes… ¿sabes cómo?

Durante nuestro viaje más reciente a USA y Venezuela nos pudimos organizar bastante bien para retomar un mejor ritmo de alimentación y llegamos con las pilas cargadas.

¿Mi primera decisión? Compartir contigo y con el resto de mis lectores de todas partes del mundo mi sencillo, completo, nutritivo y delicioso menú adelgazante 😉

Decidí hacer pública cada una de mis comidas colocando fotos de todo lo que como en mi cuenta de Instagram, y hoy te voy a contar en qué consiste ese menú y cómo tú también puedes hacerte el tuyo propio.

Además, al final del post de hoy te tengo una sorpresilla que no te querrás perder, así que ¡vamos a leer!

Primera Necesidad: Sencillez

Hace tiempo que no escribo un post detallado sobre cómo es mi alimentación, y la razón es bastante sencilla: desde que nació mi bebé Marian, nuestra alimentación en casa ha tenido subidas y bajadas.

Hemos intentado de muchas maneras mantenernos al día comiendo saludable… y lo hemos logrado por meses. Pero hay otros momentos en que simplemente estamos demasiado fatigados por los trasnochos y el trabajo extra que implica una bella bebé aprendiendo a ser niña grande, que no nos queda energía para encargarnos como debe ser de nuestras comidas.

Porque aunque te aseguro que comer saludablemente y adelgazar comiendo es mucho más simple de lo que muchos creen, igual requiere cierto esfuerzo y trabajo.

Porque tienes que encargarte de comprar los alimentos frescos, prepararlos, hacer las comidas, planear los menús, y varias cosas más.

Es un trabajo que hago con muchísimo gusto, porque me gusta cocinar y porque me encanta saber que tomo en mis manos mi salud y la de la familia. Pero igual es trabajo.

Por eso, la primera característica de mis menús es que sean sencillos.

Pero el problema es que tú te aburres si comes todo los días lo mismo…

Me dijo el Chico de la Dieta.

Y tenía razón. Pero esta vez tendré que hacer un pequeño sacrificio por el bien de la humanidad: no importa si comemos – casi – lo mismo cada día, lo importante ahora es que podamos garantizarnos platos saludables en cada comida.

El menú general está compuesto así:

  • De desayuno huevos revueltos con verduras, té verde para tomar.
  • De media mañana un batido de proteínas, o una barrita de proteínas hecha en casa.
  • De almuerzo una ensalada.
  • De merienda de la tarde, una fruta con frutos secos.
  • De cena, sopita (opcional) y pescado con verduras.

¿Sencillo? Sin duda. ¿Realizable? Por supuesto 😉

Segunda Necesidad: Tiempo

Teniendo un menú en la cabeza, lo que sigue es la planificación de cómo y cuando prepararlo.

Para esto lo mejor es siempre hacer las compras pensando en el menú, y preparar los alimentos inmediatamente al comprarlos.

Eso es lo que le enseño a los miembros de mi Programa TNC, y sinceramente es un ahorro de tiempo increíble.

En casa hacemos las compras cada semana (porque siempre compramos alimentos frescos), y cuando llegamos organizamos y preparamos todo: picamos las verduras y las guardamos en envases separados en la nevera, horneamos el pollo y el pescado en grandes tandas (así quedan listos para la semana y además ahorramos energía al usar el horno una sola vez), cocinamos al vapor huevos duros y verduras.

Todo queda entonces casi listo para comer, lo único que hay que hacer es tomar los ingredientes y juntarlos para hacer cada comida.

Hay gente que incluso va más allá y prepara los platos enteros, y los deja congelados listos nada más de calentar y comer. Es también una opción perfectamente viable y muy práctica (pero yo prefiero cocinar en el momento siempre que pueda).

Tercera Necesidad: Sabor

Y bueno, aunque los menús sean sencillos y fáciles de preparar, ¡eso no significa que tengan que ser desabridos!

Aquí es donde entra mi alma culinaria 😉

Así que aunque todos los días comamos más o menos lo mismo, siempre hago pequeñas variaciones que no sólo me permiten disfrutar de comidas ligeramente diferentes cada día (sin restar facilidad de preparación), sino que también nos regalan a mí y a mi familia una gran variedad de nutrientes a lo largo de la semana para suplir cualquier necesidad de vitaminas y minerales.

Por ejemplo, un tres días consecutivos puedo tener menús tan variados como estos:

Comida Día 1 Día 2 Día 3
Desayuno Huevos revueltos con cebolla, jamón y calabacín. Huevos revueltos con ajo porro (puerro) y bacon. Huevos revueltos con cebolla, pimientos verdes y tomate.
Media Mañana Barrita de proteína casera. Batido de proteínas. Manzana con almendras.
Almuerzo Ensalada de pollo con lechugas, tomates cherry, pimientos, aguacate, aceitunas y zanahoria rallada, con aderezo de vinagre balsámico, aceite de oliva y miel. Ensalada de lentejas con lechugas, repollo rallado, remolacha y zanahoria cocidas, pasitas y aderezo de vinagre balsámico, aceite de oliva y miel. Ensalada de camarones con lechugas, aguacate, mandarina, cerezas deshidratadas, pimientos y aderezo de salsa de soja con aceite de sésamo.
Media Tarde Tortita de arroz integral con mantequilla de almendras y miel. Manzana con nueces. Cuadrito de chocolate negro y un puñado de avellanas.
Cena Chili con carne. Crema de ajo porro (puerro) y merluza al horno con vainitas (judías verdes). Crema de auyama (calabaza) y salmón con patatas dulces y brócoli al vapor.

No sé tú pero a mí todo eso me parece delicioso… y me consta que lo es porque es lo que como normalmente 🙂

Adelgazar Comiendo Es Sencillo

La verdad es que no hay que complicarse la vida. Sin embargo, hay tanto “experto” por ahí que sigue diciendo que hay que contar calorías y todas esas necedades que es completamente comprensible que haya tanta gente que aún no logra adelgazar y sentirse mejor en su cuerpo.

Te lo digo una y mil veces: una persona común y corriente, como tú y como yo, no necesita preocuparse de las calorías.

Más bien hay varias otras cosas que sí son indispensables para lograr la salud integral que tu cuerpo se merece y que puedas finalmente comenzar a sentirte feliz en tu cuerpo.

Como dije, es sencillo, pero requiere la orientación y el apoyo correctos.

¿Recuerdas que al comienzo te dije que te tenía algo muy especial?

Pues se trata de un nuevo video que he hecho y que está ya dando muchísimo de qué hablar en las redes sociales.

Deberías verlo… te darás cuenta de por qué hay tanto revuelo.

Haz clic a continuación y maravíllate con lo que tengo para compartir contigo:

VideoScreen-noArrow

>