Lo que Debe Tener tu Plato para Quemar Más Grasa

Por Maricarmen Grisolía | Adelgazar sin contar calorías

Sep 23
¿Estás comiendo "poco y equilibrado" para adelgazar? Yo también cometi ese error, haz esto en su lugar...

¿Estás comiendo “poco y equilibrado” para adelgazar? Yo también cometi ese error, haz esto en su lugar…

Una de las lecciones más importantes sobre la comida la aprendí gracias a una profe del gimnasio, aquí en Toulouse.

Antes de que ella me dijera eso, yo seguía pendiente de comer “poco y equilibrado”, así como uno cree que debe comer para poder adelgazar.

Y es que aunque ya me había olvidado de las pastillas milagrosas y las operaciones peligrosas, yo necesitaba adelgazar… más que nunca.

A Veces Engordamos Sin Darnos Cuenta

Era comienzos del año 2010, un poco antes de que creara el antiguo blog de Mi Nueva Dieta. Pesaba casi 80 kilos.

Desde que me había venido a Francia, había aumentado cerca de 1 kilo por mes… sin darme cuenta.

Me acuerdo esa primera semana, recién llegada a Francia. ¡Estaba maravillada con todas las cosas nuevas que tenía para probar!

Croissants, fondant au chocolat, tarte tatin, macarons, crêpes, crème brulée…

Todos esos postres deliciosos que apenas te metes el trocito en la boca sientes cómo se derrite y te invade el dulzor, texturas suaves y crocantes, el amargo intenso del chocolate negro y el ácido suave de las fresas, las capas perfectas del croissant recién salido del horno, aún caliente…

Es que hasta el pan francés clásico (la baguette) me sabía exquisito.

Así que cada día era un postre diferente.

No me quejo, gracias a esas ganas de probarlo todo fue que conocí la quinoa por ejemplo. Pero obviamente eso de comer pan y postre a diario eventualmente me pasó factura.

Si a eso le sumas el estrés de estar en un país nuevo, con un idioma nuevo, con un clima nuevo, con una cultura diferente, y con la presión del trabajo (estaba culminando mi tesis doctoral)… pues ya te imaginas el resultado.

Para completar, ni siquiera encontraba los alimentos que estaba acostumbrada a comer en Venezuela, así que preparar comida en la casa me costaba un montón porque no conocía las marcas ni los productos de aquí.

Resultado: al cabo de un año ya había acumulado al menos 10 kilos de más.

Como ya había aprendido la lección de no estar inventando con métodos milagrosos para adelgazar, en ese entonces mi única solución era la clásica: ir al gimnasio y “hacer dieta”.

Me Moría de Hambre…

Desayunaba medio sandwich (sí, medio sandwich) preparado con pan integral, jamón y queso ligero, una hojita de lechuga y una rebanada de tomate.

Aguantaba hambre hasta el almuerzo, y comía un platito de sopa y una tacita de “ensalada” (y por “ensalada” me refiero a dos míseras hojas de lechuga, sin aceite por supuesto).

En la tarde, me comía un pedacito de chocolate ligero y me tomaba una taza de café con sacarina o splenda (no había descubierto la stevia en ese entonces).

Y de cena habían dos opciones:

  1. Nada
  2. Un yogurt descremado

Y ya. Con eso vivía.

Increíble ¿no?

Lo peor es que encima me iba al gimnasio al menos tres veces a la semana. Me machacaba casi dos horas seguidas: primero una clase de aerobics o step, luego media hora de abdominales, y al final otra media hora de bicicleta o de elíptica (en la “zona quemagrasa” por supuesto).

Medio logré adelgazar algo, pero me sentía medio muerta.

Siempre me estaba congelando (y el invierno estaba bastante lejos todavía). Me costaba dormirme y al despertarme sentía como si no hubiera dormido nada. Vivía a punto de café porque me la pasaba con sueño y cansancio todo el día y concentrarme era súper difícil.

A pesar de que hacía mucho ejercicio, no me sentía en forma. Ni tampoco me veía como alguien en forma.

Total que estaba haciendo todo este esfuerzo… para nada.

Era frustrante.

No se Trata de Cuánto Hay en tu Plato…

Me sentía tan mal y se me notaba tanto que un día la profe de step se me acercó y me preguntó si estaba bien.

Y entonces le conté que quería adelgazar y que ya estaba comiendo poquito pero que quería hacer algo más porque casi no tenía resultados.

Y ahí fue donde ella me dijo su frase célebre:

L’important ce n’est pas la quantité, c’est ce qu’il y a dans l’assiette.

(Lo que importa no es la cantidad sino lo que hay en el plato)

platos

Con esa frase, mi profe de aerobics plantó en mi cabeza la primera semillita de lo que hoy en día tú y miles de personas en el mundo conocen como Mi Nueva Dieta.

A partir de allí comencé a investigar, y eventualmente me di cuenta que lo que hay que hacer es llenar el plato de alimentos naturales, no procesados, y nutritivos, y despreocuparse de las cantidades. Por ejemplo, en la foto que está acá arriba, el plato de la derecha que tiene mucha más cantidad de comida pero que está hecho a base de alimentos naturales no procesados te ayudará a quemar más grasa que el plato de la izquierda.

Repito: lo que es realmente importante es que obtengas tus nutrientes de alimentos naturales no procesados. Es decir:

  • Obtener las proteínas de carnes de res, aves y pescados sin procesar, mariscos, huevos (puedes comer todos los que quieras, enteros).
  • Obtener los carbohidratos de verduras y frutas, y en menor medida de leguminosas y granos integrales (arroz integral, avena integral, quinua).
  • Obtener las grasas de frutas grasas (aguacate y coco), frutos secos (almendras, nueces, avellanas, pistachos, etc.), mantequilla orgánica y aceites no refinados (de oliva y de coco).

Si tu alimentación se basa principalmente en estos alimentos (digamos en un 90%), ten por seguro que comenzarás de inmediato a estar más saludable, y si tienes grasa de más tu cuerpo comenzará a desprenderse de ella casi sin que te des cuenta.

El secreto está, además, en variar las fuentes de nutrientes: consumir distintas verduras y distintas frutas cada día, distintos alimentos ricos en proteínas, distintos frutos secos, etc. Si varías cada día tus alimentos, a lo largo de la semana tendrás un gran espectro de micronutrientes, lo cual te dará aún una mejor salud y te ayudará a bajar de peso.

Y si quieres ayuda con esto, te invito a darle una mirada a mi Video-Curso El Plato Perfecto, que puedes encontrar aquí.

  • Hola Mary Carmen, me han gustado mucho tus articulos y no se si a mi me conviene hacer una dieta por esta razon: He sido operada del corazon por causa de un infarto y desde entonces engordo cada dia mas y no es porque coma demasiado o alimentos que engordan. Tambien sufro de la tiroides.
    Por favor, te pido me digas que debo hacer, pues ahora peso 82 Kilos con una estatura de 1,60.
    Muchas gracias por tus consejos.

    • Hola Ligia, una operación al corazón no necesariamente tiene por qué influir en el peso. La tiroides sí afecta, pero tampoco es algo que no tenga solución. Si actualmente no tienes un peso adecuado y no te sientes bien con tu cuerpo es porque tu alimentación no es la correcta. No digo que hagas dieta, como sabrás yo eso no lo recomiendo, sino que tienes que aprender a comer de la forma adecuada que te permita ganar salud y bajar de peso. En esta página puedes ver de qué manera yo podría ayudarte: https://www.minuevadieta.com/asesorias.
      Saludos!

  • nathali dice:

    hola Maricarmen, cuanto equivale el vídeo curso en Bolívares? o como lo puedo pagar en Bolívares, estoy interesada en hacerlo!

  • Johanna Lazardy dice:

    Hola Maricarmen:
    En relacion al curso de 4 semanas, pierde peso con el plato perfecto, tengo una pregunta, las recetas xa desayuno, almuerzos, etc. son distintas a las de RDE y Feliz en Navidad.
    Quiero nuevas recetas, me compro libros x aqui y x alla, pruebo algunas pero finalmente termino con las tuyas de RDE, y FEN q son las q mas me gustan, x eso quiero maaaaasss recetas tuyas

    • Hola Johanna, qué chévere que te gusten mis recetas, me alegra un montón 🙂
      El Video-Curso PPPP sí trae recetas distintas a las de RDE y FEN, pero no en mucha cantidad. El grueso del Video-Curso está en la información e instrucciones que se dan en las Video-Lecciones y en los emails, las recetas son como bonos adicionales para completar y dar ideas pero no son el corazón del Video-Curso, así que no te diría que lo compres si lo único que te interesa son las recetas. A la gente le ha gustado mucho el Video-Curso y es muy instructivo, si quieres saber cómo combinar los alimentos, cómo armar tus menús, de qué manera escoger y cocinar, entonces es lo ideal.

  • Tamara dice:

    Hola Chica!

    Me parece muy cierto lo que planteas y me nació una duda que en realidad no es relativa al plato, sino que al ejercicio en la “zona quemagrasa”… cual es esa zona? cómo la determino?

    Saludos!

    • Hola Tamara. Es la zona de frecuencia cardiaca en la que “supuestamente” se quema la grasa, pero ya hoy día sabemos que hacer ejercicios a intensidad/velocidad constante (es decir, en la zona quemagrasa) no es la forma más eficiente de quemra grasa realmente. De todos modos, si quieres saber, es alrededor de 70% de la frecuencia cardiaca máxima. Saludos!

  • judith dice:

    YO HE HECHO DE TODO SOBRETODO PARA BAJAR MI BARRIGA A LA QUE LLAMO KOALA. TENGO 57 AÑOS MIDO 1.57 Y PESO 76 KILOS SUFRO DE TIROIDE TOMO EUTIROC. AYUDAME EN ESO ANDO COMIENDO MAS VEJETALES Y TRATANDO DE COME A LA PLACHA PERO ME MUERO DE HAMBRE EN LA CENA PORQUE NO SE QUE COMER YUDAME

    • Hola Judith,
      Te recomiendo que descargues el manual “El ABC para adelgazar” (en https://www.minuevadieta.com/manual) y lo leas, sacarás muchísimas ideas de allí. También hay varias artículos aquí en el blog que te servirán de mucho. Y si estás dispuesta a embarcarte en un proceso completo de transformación, entonces aprovecha de inscribirte en el programa Tu Nuevo Cuerpo para que empieces hoy mismo con nosotros, me encargaré personalmente de que obtengas los mejores resultados. 🙂
      Un beso!

  • >