Así Adelgazo Comiendo en mi Nuevo Reto Fitness

Por Maricarmen Grisolía | Adelgazar sin contar calorías

Sep 09
Planifica tus metas de esta manera y podrás lograr lo que te propongas

Planifica tus metas de esta manera y podrás lograr lo que te propongas

La semana pasada anuncié que comenzaba un Nuevo Reto Fitness por una razón muy especial, y mucha gente me ha preguntado qué es lo que voy a hacer para lograrlo.

Es más, me han preguntado si realmente creo que voy a lograrlo.

¿Será que sí voy a lograrlo?

¡Pues claro que sí! 😀

¿Sabes por qué estoy tan segura? Porque tengo el secreto del éxito, eso que hay que hacer para tener el éxito asegurado en lo que me proponga.

Además de repetir varias veces la misma palabra en la misma frase (¿ves? lo hice otra vez), hoy te voy a contar cómo es que yo lo estoy aplicando durante este Reto Fitness, específicamente cómo lo utilicé durante esta semana que acaba de pasar, y que me permitió hacer algo que hacía más de un año que no hacía, y que creí que no iba a poder hacer en al menos un año más.

¡JÁ!

Cuando tienes este secreto y lo usas a tu favor, todo es posible 😉

El Secreto del Éxito Está En…

Enfocarse en lo que se puede controlar, lo que depende de uno.

Aunque sí es verdad que quisiera perder una talla y algunos kilos (además de bajar mi porcentaje de grasa corporal), la verdad verdadera es que esas cosas no dependen de mí. No tengo ningún control sobre cuántos kilos pierdo cada mes, ni sobre cuántas moléculas de grasa quema mi cuerpo cada hora.

Y tú tampoco tienes control sobre el número que te lanza la báscula por la cabeza cada vez que osas pesarte.

Como te lo comenté en el artículo de la semana pasada, debes evitar cometer el error de enunciar tus objetivos en función de algo que tú no puedes controlar, porque si lo haces te sentirás súper mal cuando la cosa no salga como te lo habías planteado.

En lugar de eso, la forma inteligente de avanzar en lo que quieres es centrarte en las cosas sobre las que sí tienes control y proponerte una meta que tenga ver con eso.

¿Cuáles son las cosas sobre las que sí tienes control y que sí dependen de ti? Tus actitudes y tus acciones.

Cuando te propones una meta en términos de tus actitudes y tus acciones es muchísimo más fácil medir tu éxito (¡y lograr lo que quieres!), porque podrás decir a ciencia cierta: sí lo hice, no lo hice.

Si lo hiciste, entonces has cumplido (y, créeme, eso se notará al final en tu cuerpo y en la báscula) y te sentirás genial.

Si no lo hiciste, entonces podrás evaluar qué fue lo que pasó y proponerte algo más realista la próxima vez.

Mi Nuevo Reto Fitness: En Forma Para El 6 de Octubre

En mi caso, lo que me propuse la semana pasada fue comenzar por la planificación.

Lo que hice fue escribir en una hoja qué comidas iba a preparar durante la semana y qué ejercicios iba a hacer.

Teniendo eso claro, hicimos el mercado en casa (sólo compré los alimentos necesarios para las comidas de la semana) y saqué la cuenta de a qué hora tenía que levantarme para que me diera tiempo de:

  1. Hacer al menos 20 minutos de ejercicio
  2. Preparar el desayuno
  3. Ducharme y vestirme
  4. Desayunar y salir al trabajo

Todo esto considerando la hora a la que usualmente se despierta mi beba de (casi) 11 meses y poniéndome de acuerdo con mi esposo sobre cómo repartiríamos las otras tareas de la casa.

Además, me organicé mentalmente para saber a qué hora y qué días prepararía las comidas de la semana (almuerzos, cenas y meriendas además de los desayunos), qué comidas podía preparar con anticipación y en qué momentos, y cómo iba a necesitar que mi esposo me ayudara para lograrlo.

Como vi que todo cuadraba perfectamente bien, me lancé e hice algo que creí que no iba a poder hacer hasta dentro de al menos un año: ¡volví al gimnasio!

La verdad es que antes de quedar embarazada era asidua al gimnasio y me encantaba. Iba al menos 4 veces a la semana, casi siempre junto a mi esposo. Eran momentos que pasábamos juntos compartiendo nuestra recién descubierta pasión por el fitness, cuidándonos y sintiéndonos felices.

Cuando quedé embarazada se me acabó la energía por completo. A partir del segundo mes sólo conseguí arrastrarme hasta el gym una vez por semana a hacer no más de 20 minutos de elíptica.

A partir del sexto mes ya ni eso pude hacer.

Perdí mi forma física en un abrir y cerrar de ojos.

Retomé el ejercicio tres meses después de haber dado a luz, con unas mancuernas que compré por Internet, y a duras penas y como pude comencé a volver a crear el hábito de hacer ejercicio con frecuencia, esta vez en casa, sola, y cansada.

No sé tú pero yo adoro el gimnasio.

El ambiente, la música, las clases colectivas… simplemente me encanta y me motiva un montón. Me da un subidón de endorfinas tremendo y salgo feliz como una lombriz cada vez que voy a machacarme un rato con las pesas, el Step, el Aerobics o el BodyPump.

Y me daba muchísimo pesar no poder volver a experimentar esa sensación sino hasta dentro de quién sabe cuánto tiempo, cuando mi niña estuviera mucho más grande y o bien pudiera llevarla conmigo o bien pudiera dejarla en alguna parte mientras yo iba al gym.

Me creí esta historia por todos estos meses… hasta que la semana pasada me di cuenta que era una simple traba que yo misma me estaba imponiendo.

Volver al gimnasio fue tan fácil como buscar los horarios, ubicar una de las clases que me gusta y que fuese a una hora en la que yo pudiera:

  1. Escaparme de mi trabajo por un periodo de tiempo relativamente corto (es decir, la hora de almuerzo) para poder ir, hacer la clase, y volver sin que eso interrumpa mi jornada, o
  2. Ir después de mi trabajo, y cuadrar con mi adorado esposito para que él se quede con la beba mientras que yo voy muy feliz a tener una cita con las pesas y la música.

Y el jueves pasado opté por la opción 1… ¡e hice mi primera clase de BodyPump luego de casi un año sin poner pie en el gym!

De más está decir que quedé borracha de la felicidad 😀

Pero eso no fue lo único que me planteé como objetivo…

En cuanto al ejercicio, también me propuse levantarme al menos 5 días a la semana a hacer ejercicios por las mañanas. Como ya te dije, hago al menos 20 minutos, y estoy siguiendo los DVD de mi amiga Jennifer Nicole Lee, que son los mejores que conozco para quemar grasa:

Compré los DVD a comienzos de año cuando fui a Miami a certificarme como Entrenadora JNL Fusion y los uso desde entonces.

Y en cuanto a la alimentación, lo que me propuse fue comer lo más saludable posible (siendo bien estricta) durante 4 semanas. Esto lo hago asegurándome de incluir diariamente ciertos alimentos que son los mejores para quemar grasa de forma saludable y duradera, sin pasar hambre y aumentando mis niveles de energía.

Por supuesto, no dejo por fuera hacer de vez en cuando actividades que me gusten para mantenerme desestresada, velar por no trasnocharme para poder dormir lo suficiente, y tomar mínimo mis dos litros de agua al día.

¿Suena muy complicado? Puede serlo para alguien que apenas está comenzando, y por eso quiero decirte algo:

Lo que te estoy contando aquí debe servirte únicamente como ejemplo de lo que se puede lograr y de cómo puedes plantearte tus metas.

Yo decidí hacerlo de esta manera esta vez porque tengo una fecha límite muy concreta: el 6 de octubre será el evento Fitness Model Factory en Londres, en el cual estaré participando como representación de la comunidad hispana internacional, y necesito verme y sentirme muy bien en mi cuerpo post-parto.

Además, ya lo he hecho antes y sé hasta dónde puedo exigirme y qué tipo de metas son realistas para mí.

Si quieres proponerte algo similar, mi recomendación es que uses mi caso como ejemplo y tomes de aquí lo que pueda aplicarse a ti, que seguramente no será todo, ¿vale?

Déjame contarte ahora un poquito más de detalle sobre cómo organizo mis comidas.

Los Alimentos Que No Faltan en Mis Comidas

Estoy planificando mis comidas cada semana, de manera que sólo pienso en lo que vamos a comer cada día durante los próximos 7 días, y hacemos el mercado en función de eso.

Así tenemos siempre en casa los alimentos necesarios y están siempre frescos y en las cantidades adecuadas.

Para eso tuve que pensar en qué alimentos o ingredientes no podían faltar en nuestras comidas para que nos ayuden a quemar más grasa (el Chico de la Dieta también está montado conmigo en el barco quemagrasa).

Si has leído por un tiempo el blog de Mi Nuevo Dieta no será una sorpresa para ti lo que voy a decirte. Pero si no, entonces anota esta pequeña lista y asegúrate de seguirla la próxima vez que hagas las compras.

Estos son los alimentos quemagrasa que no faltan en mi día a día:

  • Aceite de coco orgánico (éste es el que yo compro). Uso al menos una cucharada diaria, usualmente para cocinar los huevos del desayuno.
  • Aceite de oliva extra virgen (es importante que sea extra virgen). Lo uso para preparar las vinagretas que le agrego a mis ensaladas cada día, aproximadamente una a dos cucharadas.
  • Verduras, muy variadas y de muchos colores. Aquí incluyo fijo calabacín, espinacas, zanahorias, champiñones, tomates, apio, cebolla, ajo, brócoli, lechugas, repollo, berenjena, pepino y aguacate. También algunas frutas como manzana, pera y bananas.
  • Fuentes de proteínas. No faltan huevos orgánicos (si vieras la cantidad de huevos que comemos a la semana…), yogurt orgánico, distintos tipos de queso, y por supuesto carne de res, pollo, pescados de distintos tipos (especialmente atún, salmón y merluza), y camarones.

También uso siempre chocolate orgánico (85% cacao), café orgánico, té verde, nueces, almendras, avellanas, piñones, semillas (todas crudas, sin tostar ni salar), pasitas, arándanos deshidratados, especias como canela, curry, pimienta, y hierbas aromáticas (orégano, albahaca, tomillo, estragón, romero).

¿Te imaginas la cantidad de comidas súper riquísimas que se pueden preparar con estos alimentos? Nada más de pensarlo me da hambre… :p

Pero yo me he propuesto menús muy sencillos, porque en mi situación actual es la única forma que tengo de estar 100% segura de que cumpliré con lo que me he propuesto (y que no vamos a terminar llamando a la pizzería a las 10 de la noche).

Así se ve un menú de un día típico mío durante este nuevo Reto Fitness:

  • Desayuno mi tradicional tortilla de huevos con verduras (preparada con aceite de coco, a veces jamón o bacon, espinacas, cebolla y alguna otra verdura que varío a diario, y gratinada con queso rallado) y una taza de café negro con canela.
  • A mitad de mañana, en el trabajo, me tomo una taza de café negro (endulzado con stevia), un cuadrito de chocolate negro y un puñado de frutos secos.
  • Al mediodía almuerzo una ensalada (que he preparado con anticipación en casa y que me llevo al trabajo en un envase de vidrio). La preparo con muchísimas verduras (como base lechugas, o repollo, o espinacas, o canónigos, o una mezcla de todos, y luego cualquier otra verdura que puedas imaginar, cruda o cocida), alguna fruta deshidratada o fruto seco o semilla, una vinagreta de vinagre balsámico, miel y aceite de oliva extra virgen, y una fuente de proteína (atún, pollo, lentejas, huevo, jamón, queso, camarones…).
  • A media tarde meriendo con un yogurt orgánico endulzado con canela y stevia. A veces agrego una manzana o banana y quizás unas pocas nueces.
  • De cena preparo casi siempre pescado con verduras al vapor (mi favorito es salmón con brócoli), o pollo con verduras a la plancha o al wok.

Y por supuesto no faltan mis dos litros de agua a lo largo del día.

En otra ocasión incluiría casi a diario otros alimentos como quinoa, arroz integral, patatas dulces, papas, o avena, pero no lo haré durante estas cuatro semanas para aumentar la quema de grasas (sólo los como quizás una o dos veces por semana).

Y eso es todo. Fácil y rico 😀

¿Qué Puedes Hacer Tú Para Lograr el Cuerpo Que Quieres?

Lo más importante realmente es que identifiques qué aspectos de tu alimentación, tu actividad física, o tu estilo de vida en general, puedes mejorar aunque sea un poquitico… ¡y comenzar a hacerlo!

La forma más fácil de comenzar a hacer algo es proponerse hacerlo por etapadas, paso a paso.

Es esto lo que enseño en mis programas de coaching, y es por eso que la gente que los sigue tiene tanto éxito.

Si usualmente comes alguna cosa que sabes que no te hace bien y que no te ayuda a lograr el objetivo entonces lo mejor es que comiences con un cambio muy pequeño que te acerque poco a poco a lo que quieres lograr.

Por ejemplo, si le colocas mucha azúcar al café, o comes pan blanco a diario, no intentes quitártelo todo de un día para otro, porque es muy probable que no lo logres. Más bien piensa en usar la mitad del azúcar que usas actualmente, o cambiar el pan por una ración de verduras o de legumbres al menos un día a la semana.

Cada cambio que hagas, por pequeño que parezca, te acercará a tu meta.

¡Y eso es lo importante!

En lugar de programarte para el fracaso, prográmate para el éxito.

Si te gustó el artículo de hoy, compártelo en Google+, en Twitter o en Facebook (usa los botones que están a mano izquierda), y luego déjame un comentario más abajo y cuéntame si ya incluyes los alimentos quemagrasa que te mostré en mi lista de arriba, o cuáles te falta incluir y que pudieras comenzar a utilizar a partir de hoy mismo.

¡Nos hablamos en los comentarios!

  • mercedes dice:

    Estupendo arte. aunque me falta información sobre los quesos,puedes ampliarlo??también puedes aclarar sobre yogur nat sin ser desgrasado?? Y quiero saber tu opinión sobre la sal de potasio q utilizan culturismo

  • Patricia Torres dice:

    Hola chica de la dieta gusto en conocerte gracias por tus consejos para bajar de peso me encanta me encanta tu página

  • angy dice:

    quiero bajar la grasa abdominal y unos cuantos kilos ya que sufro de resistencia a la insulina

  • Mila dice:

    Stephanie, te va a encantar el programa, yo lo he seguido en la última edición y me ha cambiado mi vida, y no es un tópico. Ahora controlo lo que como, como lo que me apetece, no tengo ansiedad y sigo bajando el % de grasa corporal… Qué felicidad!!!

  • stephanie dice:

    Me gusto mucho el articulo. Quiero comenzar a emplearlo pero es q me cuesta tanto y noc xq. Cada vez q comienzo decaigo me cuesta mucho comer sano y hacer ejercicio. Me gustaria agarrar estos hábitos xq me gustaria tener un buen cuerpo. Espero el próximo programa este abierto para Venezuela pero para hacer el deposito x acá xq no tengo tarjeta de crédito con dólares. Así q espero eso con mucho entusiasmo. Muchas gracias. Y mucho éxito. Un beso.

    • Hola stephanie, ya viste que sí está disponible el programa para mis paisanos 🙂
      De verdad espero que puedas inscribirte, me encantará ayudarte (y como te dice Mila más abajo, puedes tener la seguridad que te encantarán los resultados). Un abrazo!

  • cindy dice:

    Hola Chica; es un gusto leer tu blog ayudas tanto con tus consejos en particular lo estoy aplicando y me esta dando resultado sastifactorio : la ropa me esta quedando G ; sabes tus consejos de desayuno panquecas deliciosa con te de canela endulzado con stevia de terbonova y otros me encantan .Pero la merienda de media mañana y media tarde yo aplico a las gelatina sin azucar ¿pero que mas podemos comer ? no estoy consumiendo frutas no me apetece, si consumo muchas hojas verdes , carote , zapallo, entre otros.El te verde 2 veces a la semana.
    Gracias Chica !!!
    Sos Grande

    • Hola cindy, me alegra mucho que estés aplicando ya algunos cambios y viendo resultados, felicidades!
      Yo para las meriendas como uno o dos cuadritos de chocolate negro con almendras o avellanas, o también yogurt (es lo más común) con canela y a veces una manzana. También un puñado de frutos secos, solos o con pasitas, o cosas así. Otras posibilidades saladas son un huevo cocido, palitos de zanahoria o apio con hummus, o hasta una pequeña ensalada capresa. Pueba a ver qué te gusta y se te hace práctico, la verdad hay muchas posibilidades 🙂

  • Andrea dice:

    Hola, me gusta tu blog por ser muy realista, informativo y motivador ! Llevo semanas queriendo comenzar, pero aún sigo teniendo reacaídas de ansiedad y siento que cada vez son peores… Uno de mis problemas es convencer a mi familia (aún vivo con ellos) en que por favor no llenen las alacenas de galletas, fideos, panes y cereales ! pero hasta ahora sigue siendo un esfuerzo inútil… De nada han valido las charlas sobre los peligros de las azúcares, los niveles de insulina ni mi autoestima cayendo al suelo.. Necesito un consejo urgente !

    • Mila dice:

      Hola Andrea:
      Tus objetivos tienen que depender de ti, puesto que tu no eliges lo que se compra, eso no lo puedes controlar. Tu puedes asegurarte de tener comida saludable e ingerir lo que tu quieras, esto sí lo puedes controlar.

    • Es muy difícil convencer a otros de comer slaudable, es una decisión personal así que por el momento sólo puedes contar contigo misma (como dice Mila). Es verdad que teniendo la tentación en casa es un poquito más complicado, pero no es imposible. En cuanto a los antojos, revisa tu alimentación… te recomiendo especialmente aumentar la cantidad de proteína que comes, eso te ayudará mucho. Saludos!

  • Gaby dice:

    Me gustó mucho tu artículo, esta motivante, y con muchos deseos de tu parte de ayudar a todas las personas a mejorar su calidad de vida, felicidades por tus nuevas metas que se que lograras todo con gran éxito y seguiré en espera de tus artículos…..a veces me surgen muchisisimas dudas en cuanto a la alimentación, sobre verduras, por lo pronto puedo hacerte una pregunta, si yo desayuno brócoli, también puedo comer brócoli en la comida?, es una de mis pequeñas dudas, gracias chica dieta 🙂

  • >