Productos y Alimentos Light, Diet o Ligeros: ¿Son Realmente Buenos Para la Dieta?

Por Maricarmen Grisolía | Alimentos que Afectan la Salud

Ago 06
Si tomas refresco ligero adelgazarás más rápido... ¿o no?

Si tomas refresco ligero adelgazarás más rápido… ¿o no?

Cuando empecé a interesarme por adelgazar comiendo saludablemente me di cuenta que tenía que empezar a comprar cosas diferentes para cocinar. En ese momento quería buscar cosas que tuvieran bastante proteína y poquito carbohidrato, por supuesto sin azúcar y con poca grasa (era lo que yo creía que debía comer).

Naturalmente, empecé a pasar más tiempo en los estantes con productos “Light”, “Ligeros”, y “Diet” en el supermercado. De hecho, me di cuenta que justo al lado de esos se encontraban los productos para diabéticos: mermeladas y galletas “sin azúcar”, y otro montón de cosas que se veían súper bien para la dieta.

Recuerdo haberle comentado a mi esposo que qué triste era que para poder comer “más sano” tenía que buscar la comida en la sección de alimentos para enfermos… Qué contradicción, ¿no?

Bueno, eso era lo que yo creía… pero, qué equivocada estaba….

Los Productos Para Adelgazar No Sirven Para Adelgazar

A medida que fui aprendiendo un poco más, me di cuenta de que todos esos alimentos que, a simple vista y según lo que dicen en el empaque, parecen más sanos e ideales para rebajar, en realidad no son más que trucos publicitarios y productos que a fin de cuentas no ayudan a rebajar y, a veces, hasta pueden hacer todo lo contrario…

La triste realidad es que, si miras BIEN el paquete (y eso quiere decir leer la etiqueta de los ingredientes Y la información nutricional) verás que:

  • Si son bajos en grasas, tendrán más azúcar que la versión normal.
  • Los que son bajos en calorías tienen exceso de sal.
  • Los que son bajos en carbohidratos contienen más grasas.
  • Los que no tienen azúcar contienen edulcorantes artificiales (como sacarina, aspartame o sucralosa, todos considerados dañidos y adictivos), fructosa o polioles, todas sustancias que el organismo no puede digerir bien y que terminan siendo tóxicas (la fructosa de las frutas naturales está bien, la que se agrega artificialmente a los alimentos no).
  • Las falsas mantequillas continen aceites hidrogenados (alias grasas “trans”)

Todo esto es así por varias razones, las dos más comunes son:

  1. que al modificar el alimento para que sea Light ese alimentos es más procesado, y al hacer eso se pierde aún más cantidad de nutrientes;
  2. y que al quitar o disminuir un tipo de ingrediente cambia la calidad gustativa y la textura del producto, por lo que las industrias añaden otros ingredientes en exceso, además de otras sustancias químicas, para compesar esa diferencia y hacer que el producto sea lo más parecido posible a un producto normal.

Además, cuidado con los que dicen 0%.

Muchas veces no se trata de productos que no contienen grasa o azúcares, sino simplemente son productos que no contienen azúcares añadidos, o grasas añadidas, o sal añadida, y que de todos modos sí tienen azúcar, o grasas, o sal: la que proviene del alimento de forma natural.

Aunque Lo Parezcan, Ninguno de Estos Productos Altamente Procesados Es Realmente Saludable

Cuidado con palabras raras como almidón, sirope o jarabe de glucosa-fructosa, azúcar invertida, etc. Ya sean de maiz, de trigo o de arróz, incluso integrales, son nada más y nada menos que AZÚCAR REFINADA (sí, el enemigo número uno del cuerpo delgado y sano). Otros tipos de azúcares sintéticas también pueden estar presentes, como la maltodextrina o los azúcares alcoholes (maltitol, sorbitol…), de los que les contaré en un próximo post.

Chequea bien la lista de ingredientes: cualquier cosa que sea difícil de pronunciar seguramente será algún compuesto químico desagradable que definitivamente no quieres poner en tu cuerpo

La palabra “ligero” o “light” simplemente es una denominación que significa que el producto es “bajo” en algún nutriente (y bajo quiere decir 30% menos cantidad que la versión original del producto).

Entonces, ya sean bajos en sal, en azúcar, en colesterol, en grasas saturadas, o en cualquier nutriente, pueden tener la etiqueta “light”. Eso no significa, en la mayoría de los casos, que sean productos dietéticos ni saludables, simplemente es una estrategia de mercado.

Hasta ahora, la moraleja sigue siendo la de siempre: hay que aprender a leer las etiquetas

Sin embargo, ¿hay otras desventajas de consumir productos dietéticos o light? ¿qué hay de las bebidas que son de 0 calorías? ¿De verdad absolutamente todos los productos “Ligt” son malos?

Los Alimentos y Bebidas “Light” en Realidad Hacen Engordar

Hay estudios que muestran que quienes compran y consumen estos alimentos “Light” terminan comiendo de más porque consideran que lo que “se ahorran” por comer el producto “light” pueden gastarlo luego en otra comida.

Peor aún, la gente cree que porque dice “Light” puede consumir un poco más de la cuenta, cuando en realidad resulta que muchas veces estos productos contienen la misma cantidad de calorías (y a veces incluso más!!!) que las versiones normales.

El resultado es que en vez de adelgazar terminan engordando más.

Esto sin contar que los productos con edulcorantes artificiales como sacarina y aspartame (Equal, NutraSweet) tienden a dar una mayor sensación de hambre, y hasta han sido considerados adictivos.

La razón es que el dulzor de este tipo de alimentos (ya sean comidas o bebidas) estimula las papilas gustativas y desencadena una serie de respuestas hormonales que son las mismas que si estuvieras comiendo azúcar realmente.

Como resultado de esto tu organismo libera insulina y te pone en estado de almacenar grasas (ya por ahí vas perdiendo). Peor aún, dado que liberaste toda esa insulina pero que en realidad no hay azúcar en la sangre para almacenar, tu cuerpo te pedirá…. (adivina qué)… que comas más azúcar!

¿Ves el círculo vicioso?

No sólo estás destrozando tu pobre metabolismo y poniendo tus hormonas como locas, sino que además estás llenando tu cuerpo de sustancias desconocidas con las que él no sabe qué hacer y, al no poder digerirlas, las termina almacenando adivina dónde…. en las células grasas! (que es donde se guarda todas las toxinas de las que tu cuerpo no puede deshacerse).

Pero peor que engordar está el riesgo de enfermedades que causa el consumo de refrescos ligeros. En un estrudio reciente hecho en los Estados Unidos se encontró que la gente que toma refrescos de dieta a diario tienen un riesgo 61% mayor de sufrir eventos cardiovasculares, como accidentes cerebro-vasculares e infartos.

¡Sí! beber un refresco de dieta cada día te puede causar un infarto!

Finalmente, se sabe que todos los compuestos que se usan para sustituir sabores, lograr texturas, y preservar los alimentos, están en mayor proporción en este tipo de productos, lo que los hace ser aún más procesados, contener aún mayor cantidad de anti-nutrientes, y producir mayores daños a la larga que cuando se comen las versiones normales “no ligeras”.

Para colmo, este tipo de productos es más caro que los productos normales “no light”.

Por todo esto, es mejor evitar a toda costa los alimentos con etiquetas que digan “Bajo en grasas”, “Bajo en calorías”, “Sin colesterol”, “Libre de grasas”, “0%”, “Sin azúcar”, “Bajo en carbohidratos”, “Dietético”, “Light”, y pare usted de contar…

¿De Verdad Todos los Productos Dietéticos Son Malos, o Hay Algunos que Sí Valen la Pena?

Bueno, no voy a satanizar a TODOS los productos “light”… Si tenemos en mente ciertas premisas, sí que podemos comprar algunos de estos productos y beneficiarnos de sus pocas grasas (que suelen ser de las malas) y su menor cantidad de azúcar.

Por ejemplo, creo que conviene comprar “Light” son las mermeladas o confituras. De hecho, idealmente que sean de las que simplemente no tienen “azúcar añadida”, sino que están naturalmente endulzadas con la fruta. No hay necesidad de que tengan nada más, así que mejor evitar las que en vez de azúcar tienen endulzantes artificiales.

Y básicamente eso es para mí.

No más productos “Light” en mi cocina aparte de los lácteos y alguna que otra vez alguna mermelada (porque otras veces la hago yo misma en casa). Fuera de eso encontrarán alimentos naturales, y algún que otro producto de tipo “alto en fibra” que de verdad es alto en fibra (no como esos cereales para el desayuno que en realidad son azúcar disfrazada)…

  • Endry dice:

    Hola Maricarmen!

    Es un gusto saludarte. Quiero aprovechar la oportunidad de agradecerte y felicitarte por tan buenos artículos.

    Estoy trabajando en una alimentación más sana, pero tengo una duda sobre el xilitol. ¿Qué tan bueno o dañino puede ser su ingesta?  No utilizo azúcar refinada o por lo menos la evito en un alto porcentaje,  no la consumo ni en mis comidas, ni bebidas. Lo que si debo estar pendiente de ahora en adelante es, en leer las etiquetas de los productos.
    Me gusta cocinar, preparar comida y postres saludables, es allí donde entra el xilitol. Estoy abierta a cualquier sugerencia.

    Desde ya, agradezco tu respuesta.

    Saludos.

  • ana mansilla dice:

    Como siempre, muy, pero muy agradecida por tu generosidad, sentido común, sentido del humor y deseo de ayudar. Que Ds te bendiga

  • […] De hecho, en general, evita los alimentos “light” o “0%”. No son saludables en lo absoluto y no te ayudarán a perder peso. […]

  • […] Los jugos y refrescos: Ya sean con o sin azúcar, no te van a ayudar si tu objetivo es bajar de peso (o evitar engordar). La bebida por excelencia debe ser el agua (tés e infusiones sin azúcar también sirven). Los jugos de fruta, incluso si son naturales y no endulzados, tienen demasiada azúcar yu casi nada de la fibra y las vitaminas (las partes beneficiosas de la fruta). Y los refrescos… pues mejor ni empiezo con ellos porque no paro (incluso los “light” engordan). […]

  • Vivian dice:

    Gracias por los datos y uno creia que todos los light eran buenos 🙁 y los chocolates que tienen un 70% de cacao tambien son malos?
    Estaré atenta a los ingredientes y elimimi armos de mis consumos

    • Hola Vivian, los light tampoco es que sean malísimos si estás pendiente de que no traigan azúcar como ingrediente, pero en todo caso los normales (sin sabor y sin edulcorar) son los mejores. En cuanto al chocolate, de 70% en adelante está bien (es decir, 70% está bien), y mientras mayor ese porcentaje, mejor (yo consumo el que es 85%).

  • >