Evita estos 3 errores que aumentan la ansiedad por la comida

3 errores que causan ansiedad por la comida

Por Maricarmen Grisolía - PhD, Dietista-Nutricionista y Coach Nutricional Certificada

Mar 08
ansiedad por la comida

¿Te suele dar bajón de energía en la tarde o al final del día, y te ataca la ansiedad por comer?

¿No puedes aguantarte cuando ves o hueles un pan, una galleta o un chocolate? ¿Tratas de hacer dieta pero la ansiedad te hace descontrolarte con la comida?

Te entiendo perfectamente y déjame decirte algo: no eres la única persona a la que esto le courre. De hecho, si tuviera que elegir cuál es el problema principal que he observado en todos los años que tengo ayudando a personas a adelgazar con mis programas de coaching, sería sin duda la ansiedad por la comida.

Lo que muchas personas no saben es que a veces esa ansiedad viene causada por ciertos errores que cometemos en nuestros hábitos del día a día, así que hoy te voy a decir tres de ellos para que puedas corregirlos y así controlar mejor esa ansiedad por comer.

Los 3 principales errores que te están produciendo ansiedad por la comida

Error No. 1: No dormir lo suficiente

Dormir poco, o dormir mal, aumenta los niveles de hambre y te lleva a tomar peores decisiones alimentarias.

ansiedad por la comida errores dormir mal

Esto se debe a un aumento en el aspecto hedónico de la alimentación (la sensación de placer y satisfacción que te produce la comida), que está intensificado cuando estmos desprovistos de sueño1, con lo que aumentan las ganas de comer alimentos ricos (de esos que están full de azúcar, harinas y/o grasas). ¿Y sabes qué es lo más  loco? Que este efecto es más fuerte hacia el final de la tarde o en la noche.

Así que si tus ataques de ansiedad por la comida son más que todo en la tarde/noche, y sabes que no estás durmiendo muy bien, entonces empieza por allí.

Asegúrate de dormir la cantidad de horas que necesitas y que sea un sueño de calidad.

Aquí tienes un artículo en el que te cuento cómo dormir bien y profundo para adelgazar con el que puedes comenzar.

Error No. 2: Tener alimentos a la vista

¿Alguna vez has estado trabajando en algo medio aburrido y en un giro de cabeza has cruzado miradas con una caja de galletas o una bolsa de chips? De seguro no te ha apetecedio en absoluto comerlas y has vuelto tranquilamente a tu trabajo, ¿verdad? ¡NO! Te has parado y has comenzado a comer de una forma tan automática que es como si fueses un títere y algo está tirando de los hilos. Ese algo, lo sabes bien, es la ansiedad.

ansiedad por la comida errores galletas

Pues bueno, ¿qué habría pasado de no haber tenido la comida a la vista? Quizás te habrías parado a buscarla (seamos sinceros), pero quizás no.

Tener comida a la vista y al alcance aumenta las ganas de comerla.

Es lógico, ¿no te parece? Sobre todo si son dulces o comida chatarra, la distracción y las ganas de comer serán el doble de fuertes que de tratarse de una fruta o un brócoli2.

Ahora que lo sabes, hazte un favor y organiza tu ambiente inmediato (casa, cocina, oficina) para no tener alimentos visibles y/o al alcance, sobre todo si son alimentos superpalatables como chocolates, chips, galletas. Si, como yo, eres fan de Marie Kondo, esta parte te puede resultar divertida y motivante 🙂 Arigatou! 🙏

Error No. 3: Hacer dieta (restringirte)

La restricción amplifica la necesidad y las ganas de comer, sobre todo de comer aquellos alimentos que te estás prohibiendo o que crees que te engordan, pero que te gustan.

ansiedad por la comida dieta

Esta es, por mucho, la causa principal de la ansiedad por la comida y viene causada ya sea que te restrinjas en tipos de alimentos, en cantidades o en horarios, buscando adelgazar o por miedo a engordar.

La restricción alimentaria desequilibra fisiológicamente, desestabiliza mentalmente y devasta emocionalmente.

Deja de hacer dietas y de tratar de tener fuerza de voluntad, porque lo necesitas es aprender a comer de forma realmente saludable y libre, y eso pasa no solo por aprender a elegir mejor los alimentos que comes en cada momento, sino también por mejorar tu relación con la comida y con tu propio cuerpo.

La mejor forma de controlar la ansiedad por comer es no intentar controlarla

En lugar de eso, tienes que aprender a escuchar a tu cuerpo y aprender a satisfacer sus necesidades de forma eficiente, tanto las físicas, como las emocionales.

Si quieres ayuda para conseguirlo, te invito a mi Taller “Adiós Ansiedad de Comer” que estaré dando muy pronto.

¿Cuál de estos tres errores estás cometiendo?

Ahora que ya tienes una visión más amplia de los aspectos que están afectando tu ansiedad por la comida, ¿has identificado alguno en particular que es el que te genera esta ansiedad? ¿Quizás algún otro que no he mencionado?

Cuéntamelo en los comentarios y, sobre todo, qué vas a empezar a hacer para corregirlo. Te leo aquí abajo, y te espero en el Taller "Adiós Ansiedad por Comer" para ayudarte personalmente 🙂

>