3 Razones por las que Contar Calorías No te Funcionará Nunca

Por Maricarmen Grisolía | Adelgazar sin contar calorías

Oct 27
No sigas cayendo en el más grande mito de la historia de la nutrición

No sigas cayendo en el más grande mito de la historia de la nutrición

Estoy harta de ver tantísimos “expertos” machacando la idea anticuada y falsa de que lo que engorda es el total de calorías que consumes. ¡Eso es FALSO!

Pero con todo y lo falso que es, lo dicen médicos, nutricionistas, entrenadores personales y hasta el perro de la vecina. Bueno, que lo diga el perro de la vecina no me importa… ¿pero que lo diga un médico? La verdad es que es triste. Y desesperante.

Porque eso no sólo demuestra que estos “expertos” están bastante desactualizados y son absolutamente obtusos, negados totalmente a escuchar nuevas ideas y nuevos conocimientos que surgen cada día gracias a las investigaciones científicas en nutrición y dietética. Sino que además el afianzar esta creencia falsa trae cualquier cantidad de consecuencias negativas para las millones de personas que necesitan perder peso y se creen el cuento de que la solución está en “comer menos”.

Hacerle creer a la gente que están gordos porque comen “más de la cuenta” no sólo les echa la culpa a ellos (es básicamente llamarles glotones y flojos, como lo expone Gary Taubes en su libro “Cómo Engordamos – Y qué hacer al respecto”), sino que además promueve el consumo de productos “light” y “cero calorías” que no son NADA saludables.

Y es por eso que este tema me hace hervir la sangre… no es sólo un mito anticuado, es un mito que hace daño.

Las Calorías Son un Mito

A ver, antes de que empiecen a convulsionar muchos por ahí y me empiecen a crucificar, aclaro que no estoy diciendo que las calorías no existan ni que no sean importantes.

Las calorías sí que existen. Son la forma en que se mide la energía dentro de nuestro cuerpo. Podemos obtener esa energía a partir de alimentos que consumimos, la guardamos en nuestras moléculas (y esas moléculas las guardamos en nuestras células), y la usamos cada vez que se necesita hacer algo (desde movernos hasta respirar o hacer latir el corazón).

Las calorías son una forma de medir la energía en el cuerpo.

Lo que quiero decir que es un mito es el hecho de que si estamos delgados o si engordamos es porque comemos más o menos calorías.

Déjame explicarte por qué eso es un mito.

Razón No. 1: Lo que ingieres no es lo que crees

Seguramente sabrás que los carbohidratos aportan 4 calorías por gramo, las proteínas 4 calorías por gramo, y las grasas 9 calorías por gramo, ¿cierto?

¡Pues falso!

Los aportes calóricos de los alimentos son medidos en laboratorio y recalculados según varios factores conocidos de cómo funciona el cuerpo. Pero resulta que una cosa es lo que se ha medido y establecido para cada tipo de alimento, y otra cosa es lo que sucede en tu cuerpo cuando consumes algo.

Por ejemplo, cuando comes un alimento rico en proteínas, el 30% de las calorías de ese alimento no se absorben sino que se gastan en el proceso de digestión. Esto se llama efecto termogénico de los alimentos. También cuando comes alimentos ricos en fibra, esa fibra hace que parte de las calorías del alimento no se absorban.

Pero no sólo eso. Las medidas de laboratorio siempre SIEMPRE tienen errores (te lo digo yo que soy química). Además, con el tiempo los alimentos se van transformando poco a poco (nada es eterno ¿no?) y sus propiedades van cambiando, en algunos casos poco y en otros muchos. Todo esto afecta su aporte calórico real.

Contando todos estos efectos la diferencia entre el aporte que tú crees y el aporte calórico real puede llegar a ser de ¡hasta un 25%!

Así que si estabas contando calorías y te habías convencido de que tus cuentas eran muy precisas, piénsalo dos veces. Porque lo más probable es que estés consumiendo de 200 y hasta 600 de más o de menos con respecto a lo que tú creías.

Razón No. 2: Tu cuerpo decide cómo usa las calorías que ingieres

Pero no todo en esta vida es matemáticas, y aunque supieses exactamente cuántas calorías consumes cada vez que te metes algo a la boca, la realidad es que tu cuerpo no es una calculadora sino que es el cuerpo de un ser vivo que se rige por las reglas de la biología, la fisología, la endocrinología y la bioquímica.

¿Alguna vez te has preguntado qué ocurre con la comida una vez que comienzas a masticarla?

Entran en juego cualquier cantidad de sustancias pero, sobre todo estos dos tipos: enzimas y hormonas.

Las enzimas sirven para descomponer la comida en partecitas pequeñas que puedan entrar al interior de tus células y ser utilizadas de una u otra forma. Y las hormonas son las que determinan de qué manera es que se van a utilizar esas partecitas derivadas de tus alimentos.

Entonces, cuando comes algo, rara vez (por no decir NUNCA) aprovechas el 100% de lo que estás comiendo.

Primero que nada, no digieres todo. Dependiendo de cuánto masticas, de qué tan rápido comes, y de cuál era la composición de tu comida, hay partes de ella que nunca llegarán a pasar hacia tus células. Serán excretadas casi intactas, sin que hayas aprovechado nada. Esas calorías que tú ingeriste no entrarán en juego. No cuentan (incluso si las contaste al comerlas).

Luego, de la parte de tu comida que sí digieres, esa que sí pasa a la sangre y de allí a las células, resulta que son tus hormonas las que definen a dónde irán exactamente y qué se hará con ellas:

  • ¿Se van a almacenar como grasa?
  • ¿Se usarán para producir energía inmediata o se guardarán para producir energía más tarde?
  • ¿Se usarán para reconstruir algún tejido o para formar tejido nuevo?

Todo eso depende tanto del tipo de alimento que consumiste (porque algunos sirven para construir y otros no), como de la composición total de la comida (si tenía más o menos fibra, más o menos proteína, más o menos carbohidrato), de qué tan rápido la digieres, de si estás haciendo (o has hecho recientemente) actividad física, y de varios factores de estilo de vida (si fumas, si sufres de estrés, si dormiste bien o no, etc.).

Todos estos factores afectan los niveles de hormonas como la leptina y la insulina son las que en última instancia determinan cómo reacciona tu cuerpo a la comida.

Ya vas viendo entonces que es irrelevante que tú creas que consumiste 1350 calorías hoy. No es eso lo que te dirá si vas a engordar o a adelgazar.

Pero eso no es todo…

Razón No. 3: Lo que gastas no es lo que crees

¿Crees que vas a gastar el exceso de calorías corriendo una hora en la cinta?

Pues te equivocas.

"De acuerdo con mi ingesta calórica debo correr en la cinta por 2 años"

“De acuerdo con mi ingesta calórica debo correr en la cinta por 2 años”

Primero que nada, hacer ejercicio sí hace que tu cuerpo queme más calorías. Pero también hace que te dé más hambre.

Si esperas que vas a regular tu consumo de calorías comiendo menos, y vas a gastar un montón de calorías haciendo ejercicio, déjame decirte que te darás una GRAN decepción.

Porque, además, los medidores de calorías gastadas te han estado engañando toooodo este tiempo.

Un estudio realizado en la Universidad de California mostró que los aparatos que miden el gasto calórico durante el ejercicio sobreestiman los valores ¡hasta en un 40%! Entre todos los aparatos que probaron, las elípticas son las máquinas más mentirosas.

Así que si le estabas diciendo bye bye a las 500 calorías que te dijo la trotadora que quemaste hoy, lamento informarte que en vez de 500 probablemente fueron apenas unas 300 (y eso siendo condescendiente).

JAMÁS ganarás la batalla contando calorías, porque:

  • nunca sabrás cuánto te estás metiendo a la boca realmente
  • nunca sabrás cuánto está recibiendo tu cuerpo realmente
  • nunca sabrás cuánto estás quemando en ejercicio realmente (si es que estás haciendo ejercicio)
  • y, encima de todo, tu cuerpo está haciendo con esas calorías lo que mejor le parece

Entonces, ¿estás con sobrepeso porque comes calorías de más?

NO.

Estás con sobrepeso porque no le das a tu cuerpo los nutrientes que realmente necesita.

Poco importa si comes muchas o pocas calorías. Lo que realmente importa es de qué manera nutres tu cuerpo, y el que puedas asegurarte que le das lo que necesita para funcionar bien.

Y para eso no necesitas ni siquiera saber sumar 2 + 2 😉

Pierde Peso sin Contar Calorías

Lo primero que tienes que hacer es pensar en el tipo de alimento que estás consumiendo, y no en el cuánto.

Aquí hay 200 calorías de distintos alimentos. ¿Crees que es lo mismo comer 200 calorías de manzana que 200 calorías de chips de maíz? (puedes ver más ejemplos en http://www.wisegeek.com/what-does-200-calories-look-like.htm)

Aquí hay 200 calorías de distintos alimentos. ¿Crees que es lo mismo comer 200 calorías de manzana que 200 calorías de chips de maíz? (puedes ver más ejemplos en WiseGeek)

Como lo dice la Escuela de Salud Pública de Harvard, líder en investigación nutricional en todo el mundo:

El lema de que “lo que importan son las calorías” es muy repetido y el no comer en exceso es sin duda una medida de salud importante. Sin embargo, en lugar de enfocarnos sólo en las calorías, las investigaciones emergentes demuestran que la calidad también es clave para determinar lo que deberíamos comer y lo que deberíamos evitar para alcanzar y mantener un peso saludable. En lugar de basarte en el valor calórico para elegir los alimentos, piensa en elegir alimentos saludables de alta calidad, y minimizar alimentos de baja calidad.

El Dr. Robert Lustig, médico experto en obesidad infantil y experto renombrado mundial en el tema de la obesidad, dice que eso de que “lo que importan son las calorías” es más falso que un billete de $3.

Créeme, cuando te centras en la CALIDAD de lo que comes, en lugar de la CANTIDAD, estarás dejando que tu cuerpo haga bien su trabajo. Si aprendes a escucharlo bien, él solito te dirá cuándo debes comer y cuándo no. Tu apetito se regulará, tus antojos desaparecerán, y comer sano se te hará una tarea súper fácil y natural.

Basa la mayor parte de tu alimentación en alimentos naturales no procesados.

Alimentos como:

Especialmente comer alimentos ricos en fibra y en grasas saludables como los frutos secos, las semillas, el aguacate y el coco te ayudará un montón a recuperar la salud de tu cuerpo y un peso con el que te sientas feliz. Sí ¡incluso siendo alimentos muy calóricos!

Y por otro lado puedes dejar por fuera las opciones “bajas en calorías” como los refrescos y bebidas light, los aceites en spray, los lácteos desnatados, las salsas y siropes “cero calorías” y las galletas y snacks ligeros. Estos son todos alimentos ultraprocesados cargados de ingredientes adicionales que no sólo no son nada saludables sino que no te ayudarán a adelgazar pues, a la larga, terminan fastidiando tu equilibrio hormonal y saboteando todos tus esfuerzos por bajar de peso.

Como ves, la última cosa en la que tienes que centrarte son las calorías. De hecho, centrarte en las calorías te puede llevar derechito al fracaso.

Al final de todo, tu cuerpo sí saca sus cuentas de calorías y nutrientes cada día y cada semana. Pero las cuentas que él saca son MUY distintas a las que puedes sacar tú.

Así que mejor dejar de tirárselas de listo con las matemáticas y actuar inteligentemente escogiendo bien tus alimentos. Te quitarás un gran peso de encima (¡literalmente!).

Si quieres una guía sencilla que te ayude a comenzar a llevar una dieta verdaderamente saludable que sí te ayude a perder peso sin la tortura de estar contando calorías ni porciones, descárgate aquí mi Manual “El ABC para Adelgazar”.

Y si definitivamente ya te obstinaste de fallar en el intento de perder peso y quieres hacerlo de manera saludable y definitiva, no dejes de chequear mis programas de coaching para adelgazar.

  • Jacqueline dice:

    Como siempre Maricarmen, maravilloso!!! Un beso.

  • María dice:

    Muy lindas todas tus propuestas

  • Manuela Ayala de Pérez dice:

    Muchas gracias por la información, me esta sirviendo muchísimo, me gustaría pedirle pudiera enviar el plan de alimentación diaria.
    De ante mano mil gracias, Dios le bendiga!!!

  • Martha dice:

    Muchas gracias por esta informacion

  • Dámaris dice:

    gracias Maricarmen, y pensar q hay mucha gente obsesionada con las calorias, la diferencia es lo q se consume, siii 🙂

  • luis herney dice:

    Maricarmen,excelente informacion para precisar sobre mi proceso, ya logre mi peso acorde a mi talla, ahora mantenimiento, y aquí la informacion es precisa y bien importante, la idea es estar bien y sentirme bien !!!! gracias

  • Silvina dice:

    Excelente artículo, clarísimo! Basta de obsesionarse con las calorías! Gracias!😘😘😘😘👏👏👏

  • Maricarmen, te dejo a ti y a todos -si así lo estimas- este video sobre los huevos y el colesterol youtu.be/XeyGjmB6FVE y también este otro, https://goo.gl/cbtxSt

    Son parte de una serie de 10 videos cortos al respecto, de uno de mis sitios favoritos sobre ciencia y nutrición, plantaerevolution.com, que te recomiendo calurosamente, justamente porque siento que eres una persona íntegra y genuinamente interesada en buscar la verdad.

    Abrazos y felicitaciones por la formidable labor que realizas!

    • Gracias por tu aporte Amarlis 🙂

      En efecto, soy muy inquieta por encontrar “la verdad” de las cosas. En otras palabras, me baso en lo que dicen los estudios científicos actuales y fiables, que es en lo único que creo que se puede confiar (más allá de estudios individuales, de estudios hechos en ratones, o de opiniones de individuos por muy bien formados que parezcan estar). Mis conclusiones al respecto del tema del huevo y el colesterol siguen siendo las mismas que hace unos 3 años: no son malos y se pueden comer a diario. Con la salvedad de que sean de origen orgánhico o ecológico.

      El colesterol no es el malo de la película frente a la enfermedad cardiovascular. Quienes digan que por tener colesterol alto hay un riesgo, no están actualizados o bien no conocen todo lo que necesitan conocer.

      En contraparte a tu aporte, te sugiero mirar los artículos de Marcos Vázquez de fitnessrevolucionario.com, quien recopila estudios sumamente sólidos y actuales y los aborda con una perspectiva mucho más “dura” que yo. También puedes ver los artículos y libros de loquedicelacienciaparaadelgazar.blogspot.com.

      Respeto genuinamente a quienes llevan y promueven la alimentación vegetariana o vegana, pero tristemente la mayoría de sus argumentos científicos no son correctos (incluso si utilizan estudios para soportarlos).

  • Excelente artículo, comparto plenamente su enfoque y la mayor parte de sus planteamientos. Llevo años leyendo e investigando estos temas, motivada primero por problemas de salud de mis padres, luego por pasión. Porque cuando uno descubre la manipulación a toda escala de que somos objeto por parte de la industria alimentaria y farmacológica, no puede parar de informarse y de intentar compartir la información con todo el mundo, especialmente con quienes nos importan. Creo que hoy comer carne, de cualquier animal, a no ser que sea de granja certificada ecológica, es un veneno y un atentado a nuestra salud, y eso aparte de los problemas éticos que representa el hacerse parte de una cadena con alta responsabilidad en el calentamiento global y el sufrimiento de seres vivos sensibles.

  • Jopolina dice:

    Muy interesante el articulo. Esto de las calorias es un mito que hemos vivido por años.

  • Claudia dice:

    Gracias Maricarmen por todos tus aportes con base científica y por tu prrofecionalismo. Estoy aprendiendo muchísimo!!!

  • […] eso yo recomiendo que jamás te centres en las calorías si quieres adelgazar. Son unas mentirosas y, además, es invivible estar pendiente de […]

  • Martha Peña dice:

    Hola Maricarmen. Gracias por tu informació sobre las calorias Yo no las cuento pero si estoy al tanto de ellas. Procuro no mezclar alimentos con calorias como arroz, frijoles, pasta, pan, etc. etc. Un gran saludo!

  • Lalamagdiu dice:

    Hola, me gusta la manera en que nos compartes tus conocimientos, además te enfocas en estudios actuales para eliminar creencias acerca de la alimentación y mitos. Felicidades, y te seguiré leyendo 🙂
    Gracias.

  • Abi dice:

    Mas claro imposible! De todos los articulos que suelo leer este sin duda es el mejor explicado (siempre me hgo todo u lio de estas cosas que termino por desmotivarme)
    Super sencilllo y facil de seguir, a probarlo se ha dicho!

  • […] he explicado hasta el cansancio que no hace falta contar calorías para adelgazar y tener un cuerpo que te haga feliz. Lo de contar calorías y medir la comida con precisión […]

  • Rosa María Muñoz Varela dice:

    Hola Maricarmen mira yo tengo 55 años, he sido gordita casi toda mi vida y he implementado infinidad de dietas tanto las locas como las seguidas con nutricionistas ( con acupuntura, con digitopuntura, con nutricionistas contando calorías, tomar batidos, en fín con todo) he gastado gran cantidad de dinero y de desilusión porque si algo he comprobado es que en su mayoría las dietas muy restrictivas te hacen bajar rápidamente de peso, pero que al final lo vuelves a recuperar porque el mercado y la sociedad te ofrecen los mismos alimentos, y bueno, por algo uno está gordito, por antojado y por los malos hábitos que se adquieren en tu vida. Por qué te digo esto, porque lo que he aprendido es a sentir, si, a sentir qué me sirve, qué me gusta y qué me hace bien. Los consejos que he recibido de tu parte hasta al momento me han hecho perder peso, pero sobre todo, me han hecho sentirme muy bien físicamente y los antojos, sin bien no te miento no han desaparecido para siempre, cada día son menos y los sustituyo con cosas sanas que vos nos recomiendas. Así es que más allá de gente que cree saberlo todo, me parece que lo que se debe hacer es sentir, ir a lo profundo y ver qué cosas nos hacen sentir verdaderamente bien y esto si lo relacionas con la comida tiene que ver con detenerse un momento y más allá de solo la apariencia física, valorar cómo nos sentimos de salud, y si estamos sintiéndonos bien de salud, nuestro mundo cambia. Así es que no le des importancia a estos comentarios mal intencionados, la gente que ayudas debe ser el termómetro con que midas tu vida y lo que haces. Un abrazo, paz, fuerza y alegría

    • Hola Rosa María, muchas gracias por tu comentario tan lleno de sabiduría! Me encanta lo que dices porque es lo que enseño desde que yo misma también lo aprendí: hay que saber escuchar a su cuerpo y trabajar con él. Y para eso no se necesita en absoluto contar ni una sola caloría. Un abrazo!

  • Carmen dice:

    MariCarmen estuve leyendo todos los comentario, que mala educacion tienen todos esas personas que se dicen que saben muchos , es verdad que contando las calorias se Baja de peso pero poco tiempo de no haerlo ya estan de Nuevo en el peso en que empezaron y no es tan facil estar contando calorias . es mejor comer alimentos saludables , ademas no hagas caso a los que no quiren entender no vale la pena sigue tus orientaciones que estan muy Buena.

  • Annie dice:

    Para el que sabe de nutrición las calorías son necesarías. La clave es la hora y la cantidad que se consume.
    Ahora bien de no estar de acuerdo con la infornación ofrecida en algunos artículos, se puede aclarar con argumentos certeros no con ofrensas.

    • Hola Annie. Contar calorías no es necesario en el 90% de los casos de personas que necesitan perder peso. De hecho, el único caso en el que considero en que el conteo calórico es necesario es el de atletas de alta competencia. El resto de nosotros sólo necesita comer saludable de verdad, el cuerpo se autorregula solo. En cualquier caso, he colocado en este artículo varias referencias que se pueden leer y seguir profundizando en el tema para quien quiera. Recomiendo sobre todo el sitio de Harvard, es excelente.
      Muchísimas gracias por tu comentario. En efecto, diferir en ideas o puntos de vista no es motivo para insultar o ser irrespetuoso.
      Saludos!

  • Hola Reina, me dices por favor a qué libro te refieres? Si hablas del libro de Cocina Metabólica, ya te repsondí tu comentario en la entrada que corresponde. Explícame mejor a qué te refieres y con gusto te ayudo!

  • >