Pasas, dátiles y afines… ¿la fruta deshidratada engorda?

Por Maricarmen Grisolía | Dudas de Alimentos

Ago 01
fruta deshidratada

Te gustan las pasas, los dátiles, los higos secos y otros tipos de fruta deshidratada y quieres saber si puedes comerlos si quieres bajar de peso.

La fruta deshidratada, o fruta seca, puede provenir de la fruta pero en algunos casos sus efectos en el cuerpo son muy diferentes.

Mira por qué en este episodio de MND TV en el que te voy a contar dos cosas sobre las frutas deshidratadas que ni siquiera te imaginas y que te van a hacer pensar dos veces antes de comerte otro puñado de esas pasitas que parecen tan inocentes.

Frutas deshidratadas ¿Saludables o Engordantes?

A veces comer #frutadeshidratada se parece más a comer una golosina que fruta fresca. Clic para tuitear

Fruta deshidratada y azúcar

Estos son los gramos aproximados de azúcar presentes en 100 gramos de fruta:

Fruta Fresca Deshidratada
Manzana 10.4 57.2
Uva 16.3 67.3
Ciruela 9.9 37.9
Durazno 9.2 54.4
Arándanos 10.0 65.0
Banana 12.2 45.8
Higo 16.3 47.9
Piña 9.9 57.5
Coco 6.2 7.4

Recuerda que una porción de fruta deshidratada es de más o menos 25 a 30 gramos, que equivale a un puñadito.

En promedio, estás comiendo entre 10 y 15 gramos de azúcar con cada puñadito de fruta deshidratada.

Eso es MUCHA azúcar.

Así que come fruta deshidratada con cuidado. No abuses de ella pensando que es equivalente a comer fruta fresca porque no lo es.

Lee siempre los ingredientes (aunque parezca natural)

Ya viste que varios tipos de fruta deshidratada (especialmente los arándanos o cranberries) llevan azúcar añadido. Esto es porque esos tipos de fruta son en general bastante ácidos, y los fabricantes añaden el azúcar sin que te enteres para que a ti te siga gustando ese producto.

Así que siempre siempre siempre es recomendable que leas la etiqueta y sepas qué es lo que vas a comer. No mires la información nutricional, es inútil en la mayoría de los casos. Son los ingredientes lo que importa.

Cómo comer fruta deshidratada sin engordar

Yo te recomiendo que la uses para darle un sabor o dulzor extra a ciertas comidas si quieres, pero que la comas en pequeña cantidad, siempre acompañada de otros alimentos para disminuir la carga glicémica, y recordando que no se comparan con la fruta fresca.

Por cierto, si te gusta la cocina, y quieres conocer más sobre la forma correcta de combinar los alimentos, y cómo usar tus ingredientes favoritos para preparar comidas que te ayuden a perder peso sin pasar ni una gota de hambre y disfrutando muchísimo lo que comes, entonces visita platoperfecto.com que allí te enseño exactamente cómo hacerlo.

Y tú ¿aprendiste algo que no sabías acerca de las frutas deshidratadas?

Cuéntamelo más abajo en los comentarios, y si te queda alguna duda o pregunta sobre este tema también coméntalo abajo que te respondo encantada.

Cuéntame también si te pareció útil lo que te conté en el episodio de hoy 🙂 #givemesomelove

Bueno ya sabes, si te gustó el video haz clic en “Me gusta” (y subscríbete a mi canal de YouTube).

Y si conoces a alguien a quien le guste la fruta deshidratada, sé buena nota y comparte con ellos el video para que aprendan algo nuevo sobre lo que están comiendo.

Nos leemos la próxima semana con otro artículo acá en el blog, y nos vemos a final de mes en el próximo episodio de MND TV.

¿Te gustaría que responda tus dudas en alguno de mis episodios de MND TV? Puedes dejarme tu pregunta aquí.

Comentarios:

(4) comentarios

Añade Tu Respuesta