Tomar Agua para Adelgazar

Por Maricarmen Grisolía | Adelgazar sin contar calorías

Mar 17
tomar-agua-para-adelgazar

Tomar un vaso de agua con unas gotas de limón al despertar te ayudará a adelgazar

Todos sabemos de la importancia del agua para nuestro cuerpo, y hablando sobre ello podría extenderme infinitamente, pero hablaremos de lo esencial: por qué necesitamos agua para adelgazar sanamente, y cuánta agua deberíamos tomar.

Algunos Hechos Sobre el Agua en la Dieta

Nuesto cuerpo está compuesto de células. Hasta aquí ninguna novedad. Sin embargo, resulta que la gran mayoría de esas células están hechas de aproximadamente 70% de agua.

Esto explica sólo en parte por qué necesitamos agua para vivir y estar sanos.

La otra parte viene del hecho de que el agua participa en prácticamente todos los procesos metabólicos (es decir, los procesos mediante los que nuestro cuerpo obtiene energía y la gasta), además de ser necesaria para la digestión y la absorción de nutrientes.

El otro hecho que es conocido de mucha gente es que una persona puede sobrevivir mucho más tiempo sin comida que sin agua (varias semanas sin comida, sólo unos días sin agua), lo que nos lleva a nuestro próximo punto…

Agua Para Adelgazar

Una de las razones más comunes por las que se recomienda tomar agua en el marco de una dieta es para evitar que nos dé hambre a destiempo, para calmar la ansiedad, o incluso para “engañar” al estómago y comer menos.

La verdad que se esconde detrás de todo esto es que el cuerpo interpreta la falta de agua como falta de alimento.

Por esto, cuando estamos deshidratados sentimos hambre.

Esto es malas noticias para nuestro objetivo de adelgazar.

Ya sabemos que cuando nuestro cuerpo percibe que falta un nutriente, lanza la alarma y el metabolismo se ralentiza. Esto mata cualquier chance de poder quemar grasa.

De hecho, la forma natural de quemar grasa de nuestro cuerpo es un proceso que requiere agua.

Sí, para quemar grasa se necesita agua.

Si no hay agua, no se quema grasa como debe ser. Punto.

Agua para Purificar el Organismo

El agua es también el ingrediente indispensable para que nuestro cuerpo pueda deshacerse de las toxinas. Este proceso es imprescindible para que no nos muramos envenenados, y además es la clave para el buen funcionamiento de todos nuestros órganos.

La eliminación de toxinas y deshechos mediante el sudor, la orina y las heces ocurre gracias al agua que consumimos, por lo que te debe interesar tomar bastante agua para que estos procesos ocurran eficientemente.

¿Quieres un tip adicional? Aumenta la capacidad de tu organismo de filtrar todas estas toxinas agregando unas gotas de zumo de limón al agua que tomes. Esto ayuda a limpiar el hígado y los riñones, haciendo que funcionen de las mil maravillas.

¿Cuánta Agua Debemos Tomar?

A mí me gusta decir que el agua es “el cuarto macronutriente” (además de la proteínas, los carbohidratos y las grasas). Es infinitamente importante y sin ella no podemos funcionar (y funcionamos mal si no tenemos suficiente).

De hecho, la deshidratación es causa de muchísimas enfermedades: muchos de los síntomas asociados a enfermadedes “crónicas” comunes suelen desaparecer cuando la persona empieza a consumir más agua (como estreñimiento, pesadez en las piernas, dolores de cabeza, problemas de la piel, etc.). Las supuestas “enfermedades” no eran más que el cuerpo pidiendo agua a gritos…

Pero, ¿cuánto es suficiente?

En principio, la cantidad de agua adecuada es aquella que haga que tu orina sea de un color muy muy claro.

Eso puede variar de persona en persona. Lo que hay que tener en cuenta es que las recomendaciones generales de 1,5 litros u ocho vasos de agua al día son verdaderamente las cantidades mínimas de agua que debes estar tomando.

Apunta a tomar, al menos, dos litros al día.

Verás que no es tan difícil y que empiezas a notar mejoras en tu pérdida de peso, en la contextura de tu piel, y en tu estado de salud en general.

Para Finalizar

No olvides que todo lo que he dicho aquí se refiere al agua que debes tomar en forma líquida. El agua contenida en los alimentos (básicamente en frutas y vegtetales) también es aprovechada por nuestro organismo, pero se requiere consumir agua líquida de manera adicional.

No cuentes los zumos como parte del agua que tomas.

Los dos litros mínimos recomendados son de agua, no de cualquier líquido.

Es cierto que los zumos y otras bebidas contienen agua, pero también tienen otras sustancias que deben ser absorbidas y/o filtradas, y para hacerlo se necesita agua pura, así que no cometas el error de contar bebidas como los zumos, las “bebidas energéticas” o los refrescos (incluso si son “light”) como parte de la cantidad de agua que bebes diariamente.

>