Cómo adegazar con comida real: ¿Sirve la Dieta Realfooding?

Cómo adelgazar con comida real: ¿Sirve la Dieta Realfooding?

Por Maricarmen Grisolía - PhD, Dietista-Nutricionista y Coach Nutricional Certificada

Feb 08
dieta realfooding adelgazar comida real

¿Se puede adelgazar comiendo unicamente comida real? ¿Es buena la Dieta Realfooding?

Hoy te cuento los beneficios y las dificultades del Realfooding, y lo que yo te recomiendo que hagas si estás pensando meterte a realfooder y no sabes si te va a servir para adelgazar.

¿Tienes preguntas que te gustaría aclarar?
Envíamelas aquí y podré responderlas en un próximo video

¿Qué es el realfooding?

El Realfooding es un estilo de alimentación creado por Carlos Ríos, un nutricionista español, que se basa en comer únicamente alimentos naturales no procesados y hacerle la guerra a los ultraprocesados (alimentos procesados industrialmente con varios ingredientes, fáciles de comer y ricos en calorías).

Se supone que "no es una dieta, es un estilo de vida" 🙄 y, en principio, no está hecho para adelgazar. Pero la pérdida de peso puede ser un efecto colateral que motiva a muchos a hacerse realfooder.

Porque, imagina: ¿qué pasa si dejas de comer Nutella, galletas, chips y hamburguesas del McDonald's, no tomas más refrescos ni alcohol, y comes únicamente comida real: alimentos naturales no procesados y de un solo ingrediente, como carnes, pollo, pescado, frutas frescas, verduras, tubérculos, semillas y frutos secos?

La lógica dice que si dejas de comer porquerías, pierdes peso. Y, en efecto, es lo que ven muchos realfooders.

Beneficios de la Dieta Realfooding

  • Mayor saciedad, ya que aumentas el consumo de alimentos ricos en fibra (y posiblemente también en proteína), además de un mayor volumen de alimentos.
  • Menos antojos, no solo porque tienes menos hambre sino porque, gracias al aporte superior en fibra, proteína y grasas saludables, podrás evitar picos de insulina y tus niveles de glicemia probablemente estarán más estabilizados.
  • Mejor salud, gracias al mayor aporte en micronutrientes (vitaminas, minerales y antioxidantes) de los alimentos naturales y nutritivos que son el real food (la comida real), evitando además aditivos alimentarios que pueden ser dañinos si se consumen en gran cantidad y/o frecuencia.
En el realfooding comes alimentos ricos en nutrientes que ayudan a estabilizar el hambre y mejorar la salud.

Problemas y riesgos de ser Realfooder

Todo suena genial, hasta que se te atraviesa la vida y te das cuenta que el realfooding es otra dieta restrictiva que resulta bastante difícil de mantener de por vida.

  • Requiere una inversión de tiempo considerable, entre la compra y la preparación de alimentos (sobre todo esto último), ya que casi ningún alimento preparado es "apto".
  • Es incompatible socialmente porque básicamente todo lo que conseguirás fuera de tu propia casa será "no apto", empezando por el alcohol y pasando por las tapas y aperitivos que, incluso si son preparados en el lugar, de seguro usarán ingredientes "no aptos" (como aceites vegetales, harinas, azúcar, etc.)
  • Es sumamente restrictiva, con listas de alimentos "aptos" y "no aptos" que debes aprender y respetar para ser un verdadero realfooder, y solo se permite incluir ultraprocesados en el 10% de tu alimentación como máximo.
Aunque el Realfooding está gamificado y popularizado con la cultura pop, en el fondo es muy propenso a desencadenar trastornos de la conducta alimentaria por la sensación permanente de restricción y el miedo a hacerlo mal.

¿La Dieta Realfooding es una buena opción?

Si a ti te encanta hacer dieta, no te cuesta prohibirte alimentos y jamás te comes tus emociones, entonces las dietas restrictivas probablemente no son un problema para ti. En ese caso, la dieta realfooder probablemente sea una de las mejores opciones disponibles, sobre todo si no tienes vida social o, si la tienes, no te molesta ser el rarito del grupo.

Pero si lo que tú quieres es comer normal, sin obsesionarte con la comida y sin sentir culpa si alguna vez te comes una pizza, te bebes una cerveza o te dan ganas de comer churros, entonces definitivamente no optes por el realfooding.

Si te gusta hacer dietas restrictivas, el Realfooding es de las mejores opciones. Pero si quieres comer sano pero normal, ser realfooder es una pésima idea.

Compartir en Twitter

Cómo adelgazar comiendo comida real (pero sin las restricciones del Realfooding)

Sigue estos 5 consejos para adelgazar comiendo comida real pero sin prohibiciones ni reglas estrictas:

1. Cambia por opciones saludables los ingredientes que no te causen complicaciones

Como por ejemplo usar aceites saludables como el de oliva virgen extra o aceite de coco virgen en lugar de otros aceites vegetales, usar pasta integral en lugar de pasta refinada o comprar arroz basmati o integral en lugar de arroz blanco.

2. Introduce más alimentos saludables que quizás no estés comiendo

De esos que sabes que deberías comer un poco más y que le agregarán nutrientes y sabor a tus comidas, como verduras y frutas, frutos secos y semillas, o incluso condimentos como especias y herbas aromáticas (fíjate que el enfoque es el de agregar y no el de restringir, limitar o controlar porciones).

3. No tengas miedo de comer los alimentos saludables que te gustan

Ya sean las frutas, los carbohidratos saludables como los tubérculos, cereales como la quinoa o la avena, o todo tipo de verduras, que no te engordarán si los comes respetando tus señales de hambre y saciedad.

4. Aprende a comer con disfrute tus alimentos favoritos "menos saludables"

Sí, esos que sueles evitar porque crees que te engordan. Aprende a comerlos de forma consciente, con disfrute, degustándolos y sin temor, porque cuando lo haces de esta forma, sin restricciones sino con placer, la ansiedad desaparece y verás que podrás comerlos en cantidades normales que no te harán engordar.

5. Escucha a tu cuerpo en lugar de tratar de "controlar" tu alimentación

No busques controlar lo que comes, prohibirte o restringirte cosas (sobre todo si son cosas que te gustan), no te sientas mal porque disfrutas de comer algún alimento procesado. Escucha a tu cuerpo y aprende a darle lo que necesita, y ten confianza en que él sabrá equilibrarse y estar sano.

¿Qué piensas del Realfooding?

¿Ya has probado a ser Realfooder? ¿Cómo te ha ido con ello? Y si nunca lo has probado, ¿qué te parece? ¿Te gustaría intentarlo o prefieres otro tipo de enfoque?

Cuéntame en los comentarios y así me haces saber lo que te pareció el video de hoy. La próxima semana hablaremos de lo que hacer cuando, a pesar de comer sano, no consigues adelgazar.

Mientras tanto, suscríbete a mi canal de YouTube y activa las notificaciones para que no te pierdas ninguno de los nuevos videos que estaré subiendo cada semana de ahora en adelante.

  • Paula dice:

    Para empezar, muchas gracias por tu labor y tu inestimable ayuda que nos brindas! No me gusta hacer dietas restrictivas, pero sí escucho a mi cuerpo y cuido no comer a menudo alimentos que engordan (dulces con harina blanca, llenas de azúcar , grasa …que son los únicos antojos que tengo de vez en cuando). Si como alimentos procesados ( hasta la carne picada del supermercado lo es) mi cuerpo no lo tolera, me produce estreñimiento e indigestión. Cada día como fruta, no sobrepasándome ( por la fructosa) para sustituir los dulces. Esto unido a la actividad física diaria (caminar) me ayudan por lo menos mantener un peso estable y encontrarme bien. Me gustaría bajar algunos pocos kilos, pero no hay manera.

    • Gracias por comentar tu experiencia Paula! Cuando comes saludable y te encuentras bien, la única forma de bajar más de peso es restringiéndote, y eso trae consecuencias. Toca explorar si para ti vale la pena restringirte y asumir los riesgos que trae, o simplemente aprender a aceptar a tu cuerpo con el peso que tiene. Es genial que puedas estar consciente de esto y así elegir lo que consideres mejor para ti 🙂

  • maria teresa dice:

    hola, yo sigo tus consejos! gracias

  • Dídimo Santamara dice:

    Yo tengo El Manual El ABC desde hace ya mucho tiempo y lo estudio de vez en cuando. Pero yo en realidad no tengo problema con mi alimentación y mantengo mi peso desde hace muchos años con muy pocos cambios de una libra o dos, esto puede pasar en esas ocasiones muy especial de fiestas Navideñas o de invitaciones de mis parientes.

    Muchas gracias estimada señora Grisolía.

  • No conocía esa dieta y la verdad, no me interesaría seguirla. Realmente no soy de hacer dietas y mucho menos después de conocer a Maricarmen Grisolía que enseña a comer de verdad y con lecciones de por vida.

  • Karen dice:

    Los sigo en redes sociales y me parece que generan mucha conciencia sobre los alimentos, tienen recetas increíbles con muchas opciones y ayudan a ser más críticos sobre lo que comemos (información valiosa y verídica). No descartan todos los procesados y tampoco se centran en calorías ni dan trucos mágicos para adelgazar.
    Sin embargo, me parece que se puede generar cierta obsesión por estar pensando en cada cosa que entra a tu boca, revisando cada etiqueta con cada componente. Prefiero seguir los consejos que planteas aquí: agregar más alimentos nutritivos, no sentirme una «pecadora» por comer otras cosas, ser consciente de mis emociones y disfrutar el tiempo y la comida compartida con amigos y familiares.

  • >